Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ALEMANIA

EXPERIENCIA EN ALEMANIA

RESUMEN CURSO DE FORMACIÓN HAMBURGO

Si de algo puedes estar seguro cuando participas en un proyecto de Erasmus Plus es que una vez acabada la experiencia nunca vas a saber bien cómo definirla con justicia, y  mucho menos, relatarla en unas cuantas líneas. Y en nuestro caso, no es una excepción. Hemos participado en un curso de formación en Hamburgo, allá al norte de Alemania, participantes de cinco países; Estonia, Alemania, Austria, Reino Unido, Rumanía. Diversidad, confluencia, implicación y complicidad, sin olvidar el frío y la lluvia, fueron los elementos que hicieron de ese rincón a 3000 kilómetros de distancia de nuestra casa nuestro segundo hogar durante diez días.

 12080063_1008497019211022_8482683942880252676_o

Salimos el día 20 de septiembre en torno a las 9 y media del aeropuerto de Málaga dirección Zúrich, donde haríamos escala hasta llegar a  Hamburgo. Llegamos sobre las 12 y tras una efímera visita a la capital del país alpino, cogimos nuestro segundo avión del día y a las 7, por fin, llegamos a nuestro primer destino.

En Hamburgo tuvimos que coger un tren hasta Bad Oldesloe, un pueblo no demasiado pequeño al que el tren tarda en llegar una media hora.  Allí tendría lugar el Training Course. Cuando salimos de la estación no sabíamos muy bien cómo llegar al hostel, así que la capacidad para orientarse de una de nuestras compis nos sirvió para encontrar al fin el que iba a ser nuestro hogar durante los siguientes diez días.

En cuanto llegamos nos recibieron con mucha 12042688_10156288494760413_1671180654159781732_namabilidad, y tras instalarnos bajamos a la sala que hacía las funciones de aula y realizamos unas cuantas actividades para empezar a conocernos y que todos nos integráramos. Entre ellas, cada uno tuvo que elaborar una especie de perfil social en papel, con nuestros datos principales y algunas características sobre nosotros mismos. El perfil incluía también un sobre en el que el resto de compañeros podían dejarnos mensajes durante toda la estancia.

Teníamos clases desde las nueve de la mañana hasta las doce y cuarto del mediodía, y en sesión de tarde, desde las dos y media hasta las cinco y media de la tarde; eso sí, todo se hacía muy ameno y los trainings se encargaban de que cada actividad fuera enérgica y entretenida. Además, teníamos algunos descansos de unos quince minutos.

1901331_10206865699752381_6775445930716422929_nDe cinco y media a seis hacíamos sesiones de `reflection time´, repartidos los participantes en grupos de cinco o seis y coordinado cada grupo por un voluntario o traning. Era el momento de reflexionar sobre lo que nos había gustado, lo que habríamos cambiado e incluso cómo nos sentíamos allí. Podíamos hablar con total libertad de todo lo que quisiéramos.

A las doce y cuarto parábamos para comer, y a las seis era la hora de cenar. La comida estaba, en general, muy buena, algo que no suele decirse por parte de los españoles en el extranjero.

Cada día, antes de iniciar la sesión, ya fuera matinal o de tarde, lo primero que hacíamos
era realizar  `energizers´. Eran ejercicios cortos que realizaba el grupo completo a fin de despertarnos o de activarnos para lo que vendría después. Un día bailamos el famoso baile del cuadrado, otro día debíamos encontrar con los ojos cerrados a una persona que estuviera diciendo la misma palabra que nosotros… Solía ser divertido.

Durante las sesiones, había actividades que consistían en formar grupos formados por participantes de distintos países y otras en las que los grupos debían de estar integrados por las personas procedentes del mismo lugar. El nivel de inglés era muy alto, lo que significó un esfuerzo por nuestra parte para poder colaborar de la forma que se requería en el proyecto.

Algunas de las actividades que más nos llamaron la atención y que queremos compartir con vosotros fueron:INTERCULTURAL NIGHT: la segunda noche del curso tuvimos la noche intercultural,  en la que los participantes  creaban su propio stand a fin de dar a conocer su país. En ellos, los participantes de cada lugar expusieron algunas nociones  culturales. Además, había comida y bebida típica de cada lugar.

Los españoles hicimos un trivial con preguntas sobre España. Dividimos al grupo en dos subgrupos y el que acertara la pregunta ganaba un Chupa Chups, invento español. Además, pusimos un vídeo sobre Andalucía con el que los compañeros de otros lugares pudieron conocer mejor nuestra tierra.

12091228_1008129715914419_4214793832076388482_o

 

  • GRÁFICAS: Seleccionamos fotos y frases con un significado o contenido en común. Con todas las que tenían algo que ver hicimos una especie de collage que luego colgamos por la clase.
  •  TEATROS sobre ciudadanía europea con diferentes roles.
  • NOCIONES  sobre educación formal, informal, y no formal.
  • GÉNEROS TELEVISIVOS. El grupo grande quedó dividido en pequeños grupitos, teniendo cada uno asignado un género de la televisión. Telenovela, informativo, documental… fueron los programas que tuvimos que realizar; eso sí, siempre la temática estaba relacionada con asuntos sobre Europa y la ciudadanía.
  • Actividades en forma de juego en las que trabajabamos la dinámica del grupo como núcleo principal de la sociedad, en cuanto a su aspecto tanto incluyente como excluyente de quien no forma parte.
  • STAND DE LA ORGANIZACIÓN: Presentar nuestra organización y sus funciones principales.
  • Actividades sobre PARTICIPACIÓN CIUDADANA, para incentivar y autoevaluar nuestro nivel de activismo en temas de voluntariado,  en las que por ejemplo, divididos en grupos de diferentes nacionalidades íbamos rotando por diferentes puestos. En cada uno de ellos se debatía sobre un concepto como multiculturalidad, desempleo juvenil, inserción social… Además de hablar, escribiamos nuestras opiniones en el cartel donde estaba escrito el concepto en cuestión y las opiniones del resto de compañeros que pasaron anteriormente por el mismo puesto.
  • Actividades sobre las políticas europeas comunes en sanidad, educación, medio ambiente y su prioridad, sobre prácticas habituales positivas que se dan en nuestro país, etc.
  • DEBATES sobre el concepto de Estado, el de nación, nuestras opiniones sobre la guerra, etc.
  • Incluso, tuvimos una sesión sobre formación en Erasmus Plus, para poder conocer las distintas posibilidades que existen y en que consisten cada una.
  • REFLEXION TIME. Intervalo de tiempo destinado a tratar sobre cómo había ido el día, lo positivo y lo negativo en relación  a las actividades, las relaciones personales entre los participantes.  


Después de la cena se programaban actividades 12107244_10206117493431114_1487034527735881564_n
que siempre tenían como objetivo principal que estuviéramos todos juntos, sin importar tanto el dónde o el haciendo qué. Un día fuimos a la feria del pueblo todos los participantes juntos, y fue algo especial ver a tanta gente de diferentes lugares y culturas compartiendo un momento tan divertido en algo tan simple como una atracción de feria.

Además, los trainings y voluntarios nos permitieron hacer dos excursiones. Una a Hamburgo que duró hasta por la noche y dónde tuvimos la oportunidad de disfrutar de un paseo en ferry y una vuelta por la ciudad.

La segunda excursión era a Lübeck, pintoresca y de cuento de hadas. Esta vez los españoles no fuimos, ya que ya la habíamos visitado por nuestra cuenta un día antes del comienzo del proyecto. En su lugar, alquilamos unas canoas en el mismo hostel para pasar la tarde por el río. ¡Nos lo pasamos genial!

El último día nos encargamos de llevar a cabo, en grupos, nuestro propio proyecto del programa Eramus Plus. Una actividad interesante y muy creativa pero a la vez compleja puesto que había que tener en cuenta multitud de aspectos que, aprendimos tras esta y que nos ayudó asimismo, a valorar el trabajo que conlleva la organización de este tipo de eventos.

El día 30 de septiembre, regresamos la sensación de llevar mucho más tiempo fuera. Y la principal razón es que  hemos tenido la oportunidad de vivir un proyecto intenso pero ameno, en el que se ha encontrado una perfecta armonía entre el aprendizaje y la diversión, además de la suerte de contar con tranings y voluntarios muy profesionales,implicados en cada momento y para cualquier cuestión. 

El proyecto se ha desarrollado de una forma tan positiv que nuestro grado de implicación en todo iba creciendo casi sin darnos cuenta. De una forma personal, cercana  y ante todo, alejada de los cánones de aprendizaje actuales, los encargados del proyecto sabían cómo integrarte sin que tuvieras que encarar ninguna cuesta en el proceso. Y en ese punto se reflejaba el éxito de la educación no formal, y se diferenciaba a su vez del camino de aprendizaje al que estábamos todos los participantes acostumbrados.

 

Olga Colmenero Artal

Alvaro Romero Escalante

María Fernández-Gil Bermúdez

Belén Moreno Albarracín

 

Compartir

    Deja un comentario