Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ALEMANIA

EXPERIENCIA EN ALEMANIA

Os presentamos la experiencia de los jóvenes que han participado en un INTERCAMBIO del programa Erasmus+ en ALEMANIA

Todo comenzó una “fría” mañana de Julio en el Aeropuerto de Málaga donde nos reunimos, Nazaret, Sofía y Nicolás, para emprender nuestra aventura por tierras germanas. Tras un pequeño incidente con una maleta que parecía de mano pero que de acuerdo a las normas de Ryanair no lo era, pudimos embarcarnos en nuestro vuelo sin problemas.

Nuestra llegada al aeropuerto de Weeze, a una hora de Düsseldorf no podía ser más tranquila, un aeropuerto inhóspito y alejado de toda civilización conocida. Tras una pequeña charla con un entrañable conductor de autobús que se defendía mejor en español que en inglés, decidió llevarnos al centro de Düsseldorf, no sin antes aconsejarnos varias veces ir en otro autobús más caro.

Nuestro día en Düsseldorf fue muy completo; visitamos el Rhin, numerosos edificios, el centro de la ciudad y sus bares entre otras muchas zonas. Por desgracia, una lluvia salvaje apareció para atacarnos y nosotros, cuales cervatillos indefensos, nos refugiamos debajo de un puente solitario hasta que pasó la pesadilla :,(

Tras disfrutar de la maravillosa y generosa cerveza alemana, pusimos rumbo a Wuppertal, donde disfrutaríamos del resto del proyecto. Una vez asentados en un hostal aislado en la montaña, digno del Resplandor de Kubrick, conocimos a los demás participantes (Alemania, España, Italia, Polonia, Lituania, Egipto…). El grupo cohesionó cual piña desde el primer momento, compartiendo experiencias, vasos, risas y momentos mágicos e inolvidables. Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. Las intensas sesiones y las duras mañanas de trabajo revelarón el lado más oscuro de los participantes que se materializó en un único golpe, que quedó para el recuerdo como el robo del siglo. Un indestructible Nokia y dinero. Esto causó el malestar en el grupo aunque por fortuna no volvió a repetirse. El ladrón sigue ahí fuera.

Tras este incidente, se intentó desarollar el resto de dias con la máxima naturalidad posible y desempeñando el mismo esfuerzo en cada sesión.  La noche cultural fue un momento cúpside en el proyecto. La representación de cada país estaba acompañada por un suculento banquete con néctares y ambrosía dignas de nuestro exquisito paladar.  Tras saciar el buche decidimos hidratarnos con un suave y delicioso chupito de vodka polaco, el mejor en su género. Se practicaron bailes regionales, dignos de rituales de invocación, y música típica, para el alma( Despacito fue la sorpresa inesperada, y no precisamnete por el grupo español). Después, comprobamos el conocimiento que tienen los demás países sobre España, principalmente basado en programas de culto como Aquí no hay quien viva, Gandía Shore, Sálvame y telenovelas latinoamericanas.

El final, como todas las despedidas, fue un momento muy emotivo. Las emociones afloraron y se reflejaron en nuestra palabras y gestos.En la cálida luz de la mañana, en el patio, con los rayos matutinos del sol abrazando nuestra delicada tez nos dijimos “hasta luego”.

Next Prev

Next Prev

 

Y tu… ¿Cuándo?
Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

 

Compartir

    Deja un comentario