Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ERZURUM, TURQUIA

EXPERIENCIA EN ERZURUM, TURQUIA

FOTO 1Contra todo pronóstico, cinco mujeres españolas deciden ponerse en camino. Muchos fueron los que dudaron de nuestra acertada decisión. El miedo a lo desconocido era el principal alegato. Pero nosotras, con la aventura como lema, ponemos rumbo al país de las mil culturas, al encuentro entre dos mundos.

Tras larga noche de espera, Erzurum nos recibió con esa amabilidad que solo aquellos que la hayan conocido son capaces de entender. Un par de sonrisas morenas y alegres nos esperaban en una sala en la que no cabía toda la emoción e incertidumbre que los presentes desprendíamos. El espíritu inquieto que nos invadió nos llevó a traspasar la barrera idiomática y a poder disfrutar de la compañía.

FOTO 2

Conocer el resto del equipo que nos acompañaría durante esos diez intensos días fue un lujo que solo aquellos con capacidad de abrir sus fronteras pueden llegar a tener.

FOTO 3

Y comenzó la búsqueda de nuestra dirección. Unas líneas sobre un mapa marcaban entonces nuestros caminos, y aún así, no siempre era fácil. Llegué a perderme. Quizás una de las sensaciones más satisfactorias es encontrarse tras eso. Encontrarse significa conocerse, avanzar y mejorar.

Mágicos paisajes se mostraron inmutables ante nuestra presencia. Montañas, lagos, cascadas, flora y fauna nos dieron lo mejor de ellas sin saberlo. Me hicieron sentir en casa. Edificios, carreteras, banderas, transeúntes… Todos ellos consiguieron satisfacer el espíritu curioso de 30 jóvenes aventureros . Cámara en mano, zapatos cómodos y a conocer.

FOTO 4

He llegado a entender que la sonrisa es un lenguaje universal, y que tu emoción y tu energía pueden llegar a transmitir más que tus palabras. Sentirse parte del mundo. Formar parte de un cóctel de culturas, en el que un pequeño trago es suficiente para embriagarte de todo lo que quieren transmitirte: su fuerza, su belleza, su respeto, esa sensación bohemia, su alegría…

Y ahora… las horas pasan de forma diferente. El aire se ha empobrecido con partículas de realidad que dificultan mi respiración. De nuevo todo es una sucesión de pasos en las que no encuentro un camino esclarecedor. Busco en mi interior y sentimientos enfrentados me inundan. Calma y revolución. Amor y odio. Solo queda esperar que en mi camino se crucen muchas más experiencias como esta, que me ayuden a perderme y a encontrarme.

 

Compartir

    Deja un comentario