Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ESTONIA

EXPERIENCIA EN ESTONIA

Os presentamos la experiencia de los jóvenes que han participado
en un CURSO DE FORMACIÓN del programa Erasmus+ en ESTONIA.

Nuestra aventura comenzó con una larga noche en el aeropuerto de Oslo, una noche donde lo principal era el café y dormir en un asiento cómodo no muy cerca de la puerta de llegada.

A pesar de esto la ilusión por ir a este país tan maravilloso seguía dentro de nosotras. Al llegar a Tallin nos dimos cuenta de cómo es la cultura estona, llena de misterio y embarcada en otro tiempo, descubrimos una ciudad llena de encanto y que transmitía mucha paz.

El proyecto empezaba al día siguiente en un pueblo a unas tres horas de Tallin, Vidrike, un pueblo donde sólo había una casa, un lago y un bosque. Dicho así da un poco de miedo, pero una vez pasado allí el primer día nos dimos cuenta de la tranquilidad que se respiraba y que todo fue compensado con la maravillosa comida que servían allí. Estábamos deseando que llegara el almuerzo o la cena para ver que nos deparaba ese día.

Nos daban comida a todas horas, cada dos horas había un coffee break con muchos dulces y cosas típicas de Estonia, ¡así es imposible adelgazar!

Cada persona del proyecto era única en su forma de ser, estuvimos personas de diferentes países y culturas como por ejemplo Turquía, Grecia, Rumanía, Eslovaquia o Italia. La diversidad se notaba y más en las costumbres de cada uno.

En cuanto a las actividades fueron muy originales y dinámicas, no hubo tiempo de aburrirse, fue un proyecto bastante competente donde cada uno aportaba profesionalidad y grandes ideas.

Para nosotras, la organización de este curso de formación fue la mejor que hemos tenido en los proyectos que hemos realizado, todo muy bien estructurado y con mucha creatividad. Sin duda repetiría un proyecto con esta misma organización.

En cuanto a las noches culturales fueron espectaculares, descubrimos mucho acerca de los diferentes países, y sobre todo de la cultura de Estonia. Nos enseñaron un poco más cerca de sus costumbres llevándonos a una típica sauna estonia, pero claro sin olvidar que después de estar un rato en ella tienes que tirarte al lago congelado en plena noche. Lo hicimos, si, fue toda una experiencia que volveríamos a repetir sin duda.

Gracias a este proyecto tuvimos la oportunidad de conocer otro país más, Letonia, un país poco conocido, pero con mucho encanto también.  Para que podáis comprobar todo lo que decimos, os adjuntamos algunas fotos que prueban que lo pasamos muy bien.

Next Prev

Next Prev

Y tu… ¿Cuándo?
Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

Compartir

    Deja un comentario