Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN FRANCIA

EXPERIENCIA EN FRANCIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de chicos que han participado en un CURSO DE FORMACIÓN  del programa Erasmus+ en Francia.

Nuestro proyecto comenzaba la mañana del día 7 de Mayo tomando el tren desde Burdeos hacia Cognac. Era un día muy caluroso en Cognac, y nuestra llegada al hotel se hizo un poco larga. Tras llegar al hotel, nos organizaron en grupos de dos y tres personas por habitación. Fue un poco caótico porque Sandra tuvo que cambiar de habitación. Estando ya en el hotel, los participantes de los diferentes países comenzaban a llegar y mientras esperábamos en el hall. Mientras iban llegando los participantes de los diferentes países nos íbamos presentando y a eso de las 18:30 de la tarde nos dispusimos a salir para el edificio donde empezaríamos el curso. Las primeras impresiones fueron muy buenas, ya que toda la gente era muy simpática. El cursó comenzó con una dinámica en la que hablamos de nuestras expectativas y miedos antes de comenzar el curso. La dinámica fue muy gratificante para todos porque nos permitió acercarnos un poco más a los participantes. Algunos participantes seguían llegando a lo largo de la dinámica, ya que venían de algún país más lejano y el viaje se había alargado más de la cuenta para ellos.

Antes de comenzar el curso, pensábamos que el curso sería muy estricto, pero sin embargo fue muy distendido. Teníamos un poco de respeto por el idioma, ya que se impartiría en francés pero gracias a la ayuda de un traductor la comprensión de las actividades fue casi perfecta. Con respecto a la comida, hay que decir que todo fue perfecto, ya que los cocineros se preocupaban en todo momento de que todo estuviera en orden y de que no faltara nada en la mesa, con un trato amabilísimo hacia todos los participantes.

Con respecto a las actividades adicionales del curso de formación, hay que decir que fueron muy amenas. Un día visitamos un castillo donde se produce la bebida típica de la ciudad, el Cognac. Otra de las actividades fue una salida con kayaks por el río de la ciudad. Otro día hicimos el “international coffee” en el que los participantes presentaban algo típico de cada país. El día del “international coffee” disfrutamos las diferentes costumbres culinarias de cada país y después disfrutamos de una agradable velada de baile.

Por último, hay decir que estamos muy agradecidos con el organizador del proyecto, una persona muy cercana que se preocupó en todo momento de que los participantes estuviesen a gusto, ayudando en todo lo que estuviese en su mano. Sin más, en nombre de los tres participantes, solo nos queda dar las gracias a todo el mundo que ha hecho posible la realización de este exitoso proyecto, con el que tanto hemos disfruta y aprendido.

 

Next Prev
 
 
 
 
 
Next Prev
COMPARTIR
  • 54
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario