Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN FRANCIA

EXPERIENCIA EN FRANCIA

1La fecha oficial de comienzo del intercambio tuvo lugar el día 17 de junio de 2016,  este primer día se trataba de un día libre ya que era el día en el que la mayoría de participantes llegaban: Polonia Rumanía, Turquía y España llegarían al lugar. Las primeras actividades que desarrollamos fueron juegos de presentación para romper el hielo se enfocaron en que nos conociésemos y presentásemos todos, creando un entorno de participación activa, de respeto y tolerancia, que perduró durante toda la experiencia.

Primeros días

Estos días nos dieron la oportunidad de conocer dos maravillosos lugares Beauvais y París. Beauvais:  Fue nuestro primer día completo y si se pudiera definir en una palabra sería perfecto, vimos junto a nuestros compañeros un pueblo pequeño pero acogedor en el que se estaba celebrando las fiestas en una plaza gigante y con un gran tiovivo, pudimos bailar con unos monitores que había allí y visitar los mejores rincones de Beauvais. París: Junto a nuestros compañeros de los demás países visitamos los lugares más conocidos de la capital… fue un día muy bueno en el que pudimos coger confianza y pasarlo bien con el resto de participantes para así poder seguir la semana de la misma manera.

4

Actividades del intercambio

Esta experiencia nos permitió conocer un lugar maravilloso Saint-Sulpice. El primer día que llegamos estuvimos algo perdidos. El pueblo era precioso, con un montón de rincones, con un ambiente diferente al que podía haber vivido cualquiera de nosotros.

Si de algún modo se puede describir el lugar donde se celebró el intercambio, sería con una sola palabra, verde, que era el color que se encontraba a todos los lados, Saint-Sulpice era el pueblo donde nos alojábamos, y allí se encontraba el colegio con forma de castillo en el que estuvimos durante el intercambio, donde se organizaron los talleres y fiestas culturales, un sitio acogedor en el que las tres plantas siempre estaban llenas de participantes.

En el transcurso del intercambio nos integramos y enriquecimos de la cultura de todos los países que participaban de una forma efectiva y cercana gracias a la paciencia y ganas de enseñar de los organizadores del proyecto. Pero obviamente no sólo aprendimos de ellos, sino también de los otros integrantes de los países. Es decir, que este programa nos ha brindado la oportunidad de conocer gente de otras nacionalidades y quizás lo más importante, a comunicarnos, respetarnos y ver que a pesar de vivir en diferentes lugares no somos tan diferentes. Pra la mayoría el idioma era un pequeño problema, y aunque conseguimos comunicarnos con el inglés,  utilizamos otras formas para entendernos.

Hablando del choque de culturas, aprendimos a compenetrarnos en un entorno de compañerismo, sociabilización y motivación. Al principio nos costó un poco más ya que había diferencia de edad, pero luego vimos que realmente no era un problema. Conseguimos conectar con todos los participantes del proyecto, aunque de primeras algunos parecían un poco tímidos y les costó soltarse a medida que avanzaba el intercambio ganamos confianza, durante la noches continuamos charlando y jugando a las cartas y a juegos con todos los participantes.

8

En cuanto a la gastronomía, encontramos la comida diferente a la nuestra en algunas ocasiones, y podría decirse que fue el aspecto en el que más pensábamos que nos iba a costar integrarnos, además de los horarios de las mismas; fueron respetuosos con las preferencias y necesidades de todos los participantes.

El principal objetivo del proyecto era facilitarnos una formación acerca de alternativas de música, danza y pintura, para ello realizamos diversos talleres y actividades, la mayor parte de ellos en grupo, en los que teníamos que aportar nuestra participación, ya fuese a través de juegos, exposiciones, fiestas culturales, etc. Incluso actividades para conocernos a nosotros mismos y nuestras características personales. También actividades físicas para animarnos, divertirnos y al mismo tiempo conocernos y relacionarnos entre todos. Algunas de las actividades que más nos gustaron fueron los juegos al aire libre, las clases de baile flamenco y de bailes típicos de cada país, taller de música utilizando todo tipo de instrumentos y taller de grafitis, todo esto se expuso la última noche en la fiesta cultural.

Últimos días

Se acercaba el final de esta maravillosa experiencia, y con ello dejamos atrás miedos, inseguridades y expectaciones. Durante esta mañana reflexionamos acerca de aquello que esperábamos y a lo que queríamos contribuir, frente a lo que habíamos obtenido finalmente. Descubriendo que todos compartíamos un sentimiento muy fuerte sobre las personas a las que habíamos conocido, y la experiencia inolvidable a pesar del corto período de tiempo que habíamos compartido juntos.

David, (uno de las monitoros, cuyo trabajo también aplaudimos, así como el de Maria  Rachid, Ece por contribuir tan apasionadamente al proyecto y junto a los líderes de cada país que fomentaron la participación, el respeto y un gran ambiente entre todos, nos habló de lo que era el “Youth Pass”. Tras su explicación desarrollamos una actividad para que nos mostrara qué era, que nos facilitó la comprensión de sus aspectos y objetivos.

La última noche cenamos todos tristes porque era el final de esta experiencia y, alegres por lo vivido. Esa misma noche tuvo lugar la noche intercultural, en la que todos ofrecimos productos de nuestra tierra de origen, bailamos, cantamos… en definitiva compartimos parte de nuestra cultura con otros y viceversa.

3

Ya de madrugada, es decir el día 24 nos despedimos de los rumanos que fueron los primeros en irse, al día siguiente de todos los compañeros de los demás países, del castillo y del increíble pueblo donde se desarrolló esta experiencia inolvidable, y tras lágrimas, risas y los últimos abrazos pusimos rumbo a coger nuestro vuelo de vuelta a Málaga, podemos decir que no cambiaríamos por nada el haber decidido escoger este intercambio, en resumen ha sido una experiencia inolvidable e irrepetible, cargada de momentos que nos han enseñado cosas que nunca podríamos haber imaginado.

Gracias de parte de todos nosotros por esta oportunidad, y esperamos veros pronto y poder seguir disfrutando de estas experiencias.

Á bientôt!

5

Compartir

    Deja un comentario