Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN GRECIA

EXPERIENCIA EN GRECIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes que han participado en un INTERCAMBIO del programa ERASMUS+ en HUNGRÍA.

 

Todo comenzó un 30 de agosto, despidiéndonos de nuestras familias en el aeropuerto,
sin saber lo que nos esperaba al bajar del avión. ¡Comenzaba la aventura! Una vez en
Estambul, nos informaron de que no teníamos hotel gratuito con la compañía de vuelo, por lo
que pasamos por nuestra primera crisis de viaje. No obstante, la solucionamos rápido
buscando un Airbnb al que llegamos los seis participantes embutidos en un solo taxi. Típico
de Turquía. Exploramos la parte de la ciudad donde nos hospedábamos, cenamos kebab turco
(¡qué diferente al de España era, pero qué bueno estaba!) y fuimos a un sitio tranquilo en el
que tomar algo y disfrutar de las horas que nos quedaban allí.
Tras el susto inicial, que afortunadamente se nos pasó pronto, y pocas horas de sueño
en nuestro pequeño piso turco, volamos a Salónica, donde nos recibió la que sería una de
nuestras madres durante los próximos nueve días, Stravroula. Fue entrar en la Bambola y
quedarnos encantados con las habitaciones y las vistas que teníamos desde nuestras terrazas.
La habitación de las chicas se convertiría en el punto de reunión nacional e internacional
durante el resto de proyecto. La Bambola fue, en cierto modo, nuestra casa y piso de
estudiantes durante nueve días.
A partir de ahí fuimos conociendo a las nacionalidades poco a poco, donde los
primeros fuimos nosotros y los últimos los rumanos. Nuestra primera noche fue una pre-
noche cultural donde enseñamos a los italianos a jugar al jungle speed mientras todos
bebíamos vodka caramelo a chupitos. Cabe señalar que esa sería la primera y última noche en
la que dormiríamos más de tres o cuatro horas.
Pasaron varios días de toma de contacto, y, tras esto, la Bambola empezó a ser la casa
donde compartimos millones de momentos. Noches sin dormir, baños nocturnos y
confesiones y juegos en la playa, botellas y botellas de vodka y vino, salidas de fiesta a la
concha Bar, gossips… Tras varias noches culturales llegó la nuestra, donde les enseñamos
cosas tan típicas de España como el flamenco, las palmas, el jamón serrano y demás platos..,
e incluso les organizamos por sorpresa una cabalgata… ¡Deberíais haber visto sus caras!
Pero no todo giraba entorno a la fiesta. También participamos en muchísimas
actividades basadas en debatir y el role-playing, donde pudimos acercarnos más a la Unión
Europea y sus instituciones, a los problemas y retos que la rodean y las diferentes posturas
frente a ello. En definitiva, tuvimos la oportunidad de conocer la opinión de todos los
participantes y abrir más nuestra mente, a la vez que nos acercábamos entre nosotros. Sin
importar la nacionalidad a la que pertenecíamos, siempre encontrábamos puntos comunes; y
eso es lo importante.
Los días fueron pasando muy rápido, y, casi sin darnos cuenta, llegamos a los últimos
días del intercambio. Desgraciadamente, ya nos empezamos a dar cuenta de que esta
experiencia tan maravillosa se acababa. Formamos un gran grupo humano, en el que nadie se
quedaba atrás. La conexión entre todos fue espectacular, pero más si cabe con los italianos
(Enrico, Fabio, Luisella, Gea, Luca y Nadia). También el trato de Vasilis, Grigoris, Ioanna y
Stravroula, así como los SVE: Igor, Federica, Rita y Andrea…, fue excepcional. Despedirnos

de todos ellos fue muy duro, y estuvo cargado de fuertes abrazos, lágrimas y algún que otro
beso. Pero se trató de un adiós lleno de esperanza, ilusión y ganas de volver a vernos en un
futuro no muy lejano. Esperemos que se cumpla.

 

Y tu… ¿Cuándo?

Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

 

Next Prev
     
 
 
Next Prev
COMPARTIR
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario