Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ITALIA

EXPERIENCIA EN ITALIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes que han participado en un CURSO DE FORMACIÓN del programa ERASMUS+ en ITALIA.

 

EXPERIENCIA EN ITALIA: TEATRO INCLUSIVO SOCIAL

 Somos Agustina y Penélope, os queremos contar que el mes pasado vivimos una experiencia muy enriquecedora en un curso de formación en Italia acerca del teatro y su importancia como herramienta para crear cambio. 

El curso de formación lo llevó a cabo una asociación Italiana llamada L’Orma con gran experiencia en el trabajo con jóvenes, inclusión y teatro, las actividades se realizaron en un pequeño pueblo en medio de las montañas llamado Fondo, un bello lugar donde todo era naturaleza y aire puro, lo que nos ayudó a crear una mayor conexión no solo con el tema que abordamos sino con los compañeros que participaron en el curso. De allí nos hemos traído muchos amigos y grandes conexiones para hacer cosas juntos en un futuro. El grupo estaba formado por gente muy creativa y con muchas ganas de aprender y compartir sus ideas y talento, eso facilitó las cosas en el curso y ayudó a que pudiéramos indagar en los temas propuestos. 

El proyecto estaba basado en profundizar en las técnicas del teatro del oprimido, además de facilitarnos conocimientos para ser formadores en este tipo de trabajo, junto con el aprendizaje de otras estrategias para trabajar con niños y adultos. Desde que llegamos allí el ambiente fue muy acogedor, un grupo de 25 personas de 10 países con muchas ganas de explorar nuevas maneras de ser creativos y hacer contacto entre nosotros. A lo largo del proyecto se nos motivó a crear y compartir nuestras ideas y conocimientos que pudimos llevar a cabo a través de diferentes presentaciones y performances. Uno de los mejores momentos fue cuando juntas pudimos presentar al grupo una creación propia sobre el flamenco experimental, fue un momento increíble donde pudimos compartir y enseñar a los demás un aspecto importante para nosotras y de nuestra cultura. El curso era una invitación constante a crear, por eso una de las partes que nos motivó mucho fue tener un momento de introspección para saber qué necesidades existen en nuestra comunidad y qué podemos aportar para mejorarla, dándonos la oportunidad de crear un proyecto propio. Al final del proceso nos dimos cuenta que había una manera de unir dos ideas que en un principio parecían muy distintas, por un lado nuestro impulso para crear a través del teatro y la danza y por otra las necesidades que existen en nuestra ciudad. Nuestra preocupación era encontrar el nexo en común y finalmente lo encontramos uniendo cultura e inclusión. Hemos de decir que tanto los formadores como nuestros compañeros ayudaron a que este proceso se diera de una forma más amplia, en el curso tuvimos la oportunidad de hacer foros, de compartir ideas, de hacer brainstorming y se creó una red entre nosotros para emprender proyectos juntos. Otra de las cosas que más nos gustó fue profundizar en el teatro del oprimido, que es una técnica de la cual pudimos aprender muchas cosas: aprendimos que es una forma de intentar solucionar problemas y observarlos desde fuera, también aprendimos que darnos cuenta de la importancia de la empatía y el respeto, que hay muchas maneras de hacer las cosas y que jugamos un importante papel en el cambio social.

El proyecto tuvo varias partes bien diferenciadas aunque todas ellas relacionadas entre sí, ya que tuvimos la suerte de trabajar con formadores especializados en diferentes campos, tuvimos sesiones más relacionadas con teatro y voz y otras con cuerpo, una de las más divertidas fue la parte de formación de monitores en dinámicas grupales orientadas al movimiento, al juego y a la inteligencia emocional, eso nos permitió aprender a trabajar aspectos como la inclusión, la libertad, la creatividad, todo con el objetivo de poder llevarlo a la práctica en nuestros trabajo.

En resumen, es una experiencia que recomendamos a todo el mundo ya que fue un punto de inflexión para nosotras y al volver nos ha devuelto el entusiasmo, las ganas de emprender, de participar en el cambio de nuestra sociedad y hemos hecho un gran equipo que no solo se queda en Italia, sino que a partir de ahora tiene vida propia. Gracias L’Orma! 

Next Prev
Next Prev

Y tu… ¿Cuándo?

Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario