Breaking News
Home / OTRAS / ENTREVISTA SVE: COLEGIO SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES

ENTREVISTA SVE: COLEGIO SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES

Seguimos con las entrevistas de nuestros voluntarios del Servicio Voluntario Europeo aquí en Málaga. Hoy os presentamos la entrevista con las voluntarias Maria y Agostino del Colegio Santa María de los Ángeles.

Entrevista realizada por Klara, voluntaria SVE.

NOMBRE: MARIA ZITNANSKA
EDAD: 26 AÑOS 
PAÍS DE ORIGEN: ESLOVAQUIA
PROYECTO: COLEGIO SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES
DURACIÓN DEL PROYECTO: 10 MESES

NOMBRE: AGOSTINO (LANGOSTINO) ORRÚ
EDAD: 29 AÑOS
PAÍS DE ORIGEN: ITALIA
PROYECTO: COLEGIO SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES
DURACIÓN DEL PROYECTO: 10 MESES

image (2)

– ¿Cuánto tiempo lleváis en Málaga?

Maria: 3 meses.
Agostino: Yo 2 y medio.

– ¿Por qué queríais ser voluntarios?

Maria: Estaba trabajando en Eslovaquia y no me gustaba el trabajo. Tuve la idea de hacer un voluntariado para cambiar de lugar y aprender algo nuevo para el desarrollo personal.
Agostino: Yo no trabajaba pero acabé con mis prácticas y me hacía falta una experiencia de este tipo; multicultural, internacional y con actividades sociales. Me gusta mucho el trabajo con la comunidad y la gente.

– ¿Por qué habéis elegido este proyecto?

Maria: Encontré el proyecto en una página y parecía interesante como era en un colegio. Así se aprende mucho de la formación en España. Ayudar con proyectos internacionales también me interesaba. El proyecto en sí era mas importante que el país o la ciudad.
Agostino: Para mí, los valores cooperativos y que era en un colegio cooperativo fue lo mas interesante de este proyecto. Y el trabajo con los jóvenes. La internacionalidad de los proyectos que se hace aquí también parecía muy interesante.

– ¿Cómo es un día típico en el colegio?

Maria: Empezamos a las 9…
Agostino: ¡…y cuarto! Jaja.
Maria: ¡Jaja! Pues, yo a las 9.
Agostino: En el cole cada día es diferente. El trabajo es sobre todo de oficina, buscamos empresas para Erasmus Prácticas por ejemplo. Pero también tenemos mucho contacto con los estudiantes.
Maria: El mes pasado teníamos dos proyectos internacionales en Inglaterra y Grecia y Ago y yo hemos ayudado con las preparaciones. Estábamos en contacto con las otras organizaciones y hicimos la promoción y la selección de los proyectos.

– ¿El proyecto es como habíais pensado antes de ir?

Maria: Para mí sí, porque tenía la oportunidad de hablar con los antiguos voluntarios por Skype antes de ir y me contaron todo del proyecto y de la vida en Málaga. ¡Todo alcanza mis expectativas!
Agostino: Yo no tenía ninguna idea muy clara como sería trabajar aquí. Todo fue muy rápido. Solo eran 10 días entre el primer contacto con el colegio y el día que llegué aquí. Pero en general, sí.

– ¿Cómo era la primera semana aquí en Málaga?

Maria: ¡Me sentía como en casa! Rafa, nuestro tutor, me esperaba en el aeropuerto y por eso estaba muy tranquila. También conocí la gente de Intercambia los primeros días y estaba muy tranquila y contenta desde el principio.
Agostino: ¡Yo también! Tenía esta sensación de “calor” en todos sentidos. El tiempo y la acogida de intercambia, los otros voluntarios, Rafa, los profes…

– ¿Ahora la sensación es la misma o ha cambiado?

Maria: Ahora es aún mejor. El barrera de idioma parece un poco rota. Todavía no es fácil, pero es mucho mejor. Con mis compañeras de piso también. ¡Somos como hermanas!
Agostino: Sí, ahora es diferente! Me siento más como un parte ahora. Me sentía muy bien en el inicio también pero sin embargo como “el nuevo”.

– Vivís en pisos compartidos con otros voluntarios. ¿Cómo es vivir con jóvenes de otros países?

Maria: Enriquecedora! Cada día descubrimos cosas que tenemos en común y cosas que son distintas.
Agostino: ¡Sí! En las fiestas los polacos cocinan coliflor, por ejemplo. Jaja no, de broma. Hay muchos dichos y juegos de infancia que son iguales en países distintos y es muy interesante. También hay costumbres muy distintos como lo de la comida dulce y salada. Viviendo con jóvenes de otros países se aprende mucho de la historia y la situación de aquellos.

 – ¿Qué hacéis en vuestro tiempo libre? 

Maria: Aparte de las clases de español, la actividad mas frecuente es la comida. Jaja.
Agostino: ¡Jaja, sí! Y la bebida.
Maria: También intentamos ir al cine y al teatro para hacer algo cultural. Hoy, por fin, empezamos con clases de flamenco.
Agostino: Hacemos viajes también.
Maria: Jaja, siempre decimos “nosotros”. Es difícil hablar en singular como hacemos casi todo juntos. 

– ¿Os habéis integrado en la comunidad española/malagueña?

Maria: Creo que sí. Vale, integrado… Pasamos mucho tiempo con otros voluntarios de otros países pero también tenemos amigos de aquí. Queremos conocer gente de España y Málaga para aprender sobre la cultura española.

– ¿Hasta ahora, que habéis aprendido?

Maria: Muchas cosas. Más sobre la cultura andaluza, por ejemplo. Costumbres, comida, estilo de vida. La idioma también.
Agostino: ¡El idioma! ¡Jajaja!
Maria: Jaja, vale, el idioma. Y como cambiar las bombonas. Pero quiero aprender más español. Todo que se pueda aprender.
Agostino: Sí, cada día es un desafío! Jeje.

– ¿Qué os ha resultado mas duro?

Maria: ¿Duro? Entonces tengo que mencionar el idioma otra vez. Y adaptarse al horario de aquí que es muy diferente. ¿Agostino?
Agostino: Para mí hablar inglés! No, no sé… ¿Tienes otras preguntas?

Sí, claro. ¿Que vais a hacer después del voluntariado?

Agostino: Buscar otro proyecto. Pero soy demasiado viejo.
Maria: Querría ir a Islandia para un campamento de trabajo. Disfrutar del verano y después… ¿buscar trabajo? No sé.

– ¿El SVE ha cambiado vuestros planes del futuro?

Maria: Todavía es difícil decirlo como estamos en el inicio del proyecto. No lo sé. 
Agostino: Me siento mas conectado con los jóvenes y sobre todo con los jóvenes europeos. Tengo más ganas de trabajar con proyectos europeos. La experiencia puede darme muchas herramientas para ser un ciudadano europeo activo.

– ¿El SVE os ha cambiado como personas?

Maria: ¡Empieza tú ahora porque siempre soy yo!
Agostino: Jaja, vale. He aprendido que comunicar con personas en otro idioma es difícil. Hay que escuchar más, estar más atento y hacer mas preguntas para romper la barrera. Intento escuchar un más ahora que antes. También intento usar otras maneras de comunicar aparte de las palabras.

– ¿A quienes podéis recomendar que hagan el SVE? 

Maria: Recomiendo esta experiencia a los jóvenes sin planes claros del futuro y a los que quieren conocer mejor su misma, descubrir sus competencias y calidades y también sus limites.
Agostino: Los jóvenes que no están contentos con una vida en la zona de conforto o sea la vida cotidiana “conocida, segura y regular”. A los jóvenes que no les gusta una vida de rutina. ¡Porque esto es algo muy diferente!

COMPARTIR
  • 85
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario