Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXP INTERCAMBIOS / EXPERIENCIA DE INTERCAMBIO EN POLONIA

EXPERIENCIA DE INTERCAMBIO EN POLONIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes que han participado en un INTERCAMBIO del programa ERASMUS+ en POLONIA sobre participación en el sistema democratico. 

Nuestra experiencia en Polonia comenzó en un apartamento que reservamos en Cracovia. Ese día tuvimos la oportunidad de visitar la ciudad, lo que nos permitió conocernos un poco más entre nosotros y, así, descubrir que teníamos bastantes cosas en común.


Al día siguiente, aprovechamos la mañana para hacer un poco de turismo y tras algún percance que tuvimos, Piotr y todos los demás nos estaban esperando para irnos. En este momento comenzaba la aventura.
Esa noche empezamos a conocer a la gente del resto de países y a ganar confianza, tanto entre nosotros como con ellos.
La primera mañana nos sirvió como primera toma de contacto y para romper el hielo. Hicimos muchos juegos para aprendernos los nombres y Energyzer. Por la tarde hicimos una gymkhana de fotos con participantes de otros países. Eran unos retos a cumplir y fueron muy divertidos y un tanto curiosos.


La primera noche intercultural fue de los anfitriones; los polacos. La siguiente noche fue nuestra, que la compartimos con los estonios. La última de estas fue de Grecia y Croacia. La dinámica de todas era más o menos similar; empezamos con Kahoot para meternos un poco más en la cultura, seguido de juegos, comida típica… Rompimos estereotipos; creímos ser los más fiesteros pero nos seguían bien el ritmo.


La mañana siguiente ya sí que sí, y tras unos cuantos Energyzer, nos pusimos manos a la obra con el tema del proyecto. Nos dividíamos en grupo de diferentes nacionalidades y hacíamos exposiciones según la temática que nos asignaban. También hicimos un debate final donde tratamos gran variedad de temas.

No todo era trabajar; supieron combinar el trabajo con las actividades. Esto nos permitió hacer senderismo por unas cordilleras realmente espectaculares. Pasamos mucho frío pero mereció la pena porque luego tuvimos una recompensa; unos baños termales en los que la diferencia térmica era curiosa.
Durante el proyecto realizamos un amigo invisible, el cual desvelamos la última noche en Poronin. A modo de sorpresa y como broche final, reservaron un hotel para todos juntos en Cracovia. Esas horas fueron muy especiales porque hicimos piña entre todos los países y queríamos aprovechar hasta el último momento para estar juntos.


La despedida fue bastante emotiva porque después de estar ocho días siempre juntos separarnos se nos iba a hacer extraño. Sin embargo, gracias a las redes sociales, a día de hoy seguimos en contacto con muchos de ellos.
Esta experiencia nos sirvió para tejer redes con otros países y personas con las que en un principio no piensas ser tan afín. Además, nos ayudó a desenvolvernos tanto con el tema como con el idioma y a tenerle menos miedo a viajar solos y en tiempos de COVID. Sin duda es una experiencia que recomendaríamos totalmente y estamos deseando volver a vivirla porque nos ha enriquecido muchísimo como personas.

Y tu… ¿Cuándo? 


Si quieres recibir más información podemos fijar una cita a través del correo info@intercambia.org

COMPARTIR

Deja una respuesta