Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA DE INTERCAMBIO EN SICILIA

EXPERIENCIA DE INTERCAMBIO EN SICILIA

10582777_10204668404700471_4210925343341382197_oY es que, aunque parezca fácil o al menos, no tan complicado, es todo lo contrario el hecho de reunir a 6 países en un mismo sitio, ¡¡y menos aún encajar tan bien desde el primer día!! No nos podíamos imaginar que esta experiencia superaría con creces nuestras expectativas.

Tras un largo viaje de más de 24 horas, en el que pasamos por Madrid e incluso hicimos una noche en Palermo, la cual aprovechamos para visitar la ciudad y conocer un poco mejor la cultura local, fuimos a parar a un pueblo de Sicilia llamado Petralía Sottana, para realizar un intercambio juvenil junto a 5 países más (Holanda, Irlanda, Lituania, Republica Checa e Italia), entre los días 1 y 10 de Septiembre.

Nuestro grupo llegó un par de días antes de que comenzará el proyecto, cuando llegamos conocimos al grupo de Italia que estaban preparando el convento para el proyecto, allí Rosario, uno de los organizadores, nos contó que estaban preparando una broma para el resto de participantes, y en la que nosotros también tomaríamos parte.

Desde que llegamos nos sentimos completamente acogidos, no sólo por la organización y los demás participantes, sino por todo el pueblo en sí de petralía, que nos trataron como si fuéramos uno más hasta el punto de transmitirnos el sentimiento de que ese lugar era como nuestra segunda casa.

10603648_360175520800192_8524895367463217437_nTras nuestro recibimiento nos acompañaron a visitar las principales zonas del pueblo, y de paso así aprendimos a movernos un poco por la zona, cuando nos quisimos dar cuenta esa misma noche estábamos conociendo a cientos de personas del pueblo, a los que les encantaba probar a hablar en español con todos nosotros, y para finalizar la noche fuimos todos juntos a la Pineta, que sería más o menos como una discoteca al aire libre, a la vez que una pizzería.

El segundo día nos invitaron a pasarlo en la casa del campo de Simona, una casa tradicional Siciliana, en la que nos prepararon como no podía ser de otra forma una deliciosa pasta, y pasamos todo el día allí entre bromas, cantando y tocando la guitarra.

Y ya era lunes, el día que oficialmente empezaba el proyecto, el día en el que llegaban el resto de grupos, y sobre todo el día de la broma que nos habían comentado el otro día, esta consistía en hacer aparentar que el pueblo era todo lo que uno pueda imaginarse de un estereotipo de ciudad-mafiosa italiana, con borrachos, asesinatos, peleas, y por supuesto un padrino, la caracterización y la implicación de todos los habitantes que participaron fue impresionante y la cosa salió muy bien, tras esto nos llevaron a Pineta, y allí ya se desveló que era una broma, entonces cenamos y pasamos una gran noche junto con todos los participantes que estábamos conociendo ese día.

Los días los pasábamos haciendo diferentes visitas, excursiones, actividades y juegos.

1507612_10204667303992954_3584152223126267671_n

Un día visitamos el ayuntamiento, donde cada grupo presentó a sus organizaciones y las actividades que estas realizan, así como una breve muestra de la situación de cada país, por la tarde nos separaron en grupos mixtos con participantes de todos los países y creamos el logo del proyecto, que luego sería estampado en una camiseta para todos los participantes. Otro día nos llevaron de visita guiada por la ciudad, visitamos varias iglesias antiguas y un pequeño museo en pleno centro de la ciudad, y luego continuamos con las actividades del proyecto, que todas estaban centradas en el desempleo y nuestros retos de futuro, objetivos y aspiraciones.

Incluso nos llevaron a varias excursiones, visitamos una granja, donde tuvimos ocasión de recoger tomates, hacer varios juegos de representación sobre estereotipos, problemas y cosas buenas de cada país, y donde luego nos prepararon comida de la misma granja, acompañado todo de música tradicional, también visitamos una antigua central hidroeléctrica, la primera de Italia, y allí luego creamos carteles con pinturas sobre las ideas que te transmite el proyecto, y todos acabamos llenos de pintura.

Visitamos el “Madoine Park” un parque natural en el que estuvimos varias horas haciendo senderismo, disfrutando de las vistas de estar en uno de los puntos más altos de Sicilia, además después nos llevaron a un museo natural con varios dioramas y animales disecados.10421159_10204666913783199_6906057251050033755_n

Y la mejor excursión de todas, el viaje a Cefalu, un pueblo costero muy turístico con una de las mejores playas que visitaremos en toda nuestra vida, un día mucho más relajado que los demás, donde todo lo que teníamos era tiempo libre, para así poder elegir si visitar la ciudad, quedarnos en la playa, o como muchos prefirieron un poquito de cada.

Cada noche uno de los grupos preparaba una cena tradicional de su país para todos los demás participantes, nosotros íbamos a contrarreloj, ya que toda la comida que queríamos servir tarda bastante en prepararse, pero al conseguimos hacerlo todo a tiempo, preparamos una cantidad enorme de paella, muchas tortillas, torrijas, tapas de salchichón y queso, y como no podía faltar, muchos litros de sangría para todos, nuestra noche fue un éxito, y no solo vinieron a comer los participantes del proyecto, sino que más personas de la localidad se acercaron para probar nuestra comida.

Una de las noches todos pusimos dinero en un bote común y organizamos una fiesta en el convento donde estábamos alojados.

También participamos en una procesión ya que la semana que estuvimos allí eran las fiestas de la virgen del pueblo, todos marchamos por la ciudad con velas, las camisetas del proyecto, y las banderas en representación de cada país, también en la plaza principal del pueblo montaron un escenario, dieron conciertos, y mostraron a todo el mundo el video de la broma que hicimos el primer día.

10616659_10204415739134245_2088221848611130155_nY sin darnos cuenta, lo que todos temíamos pasó. La semana se había acabado y las últimas actividades comenzaban, se desveló el juego del Secret Friend, Last impresión, y fuimos a la fiesta de despedida, con comida italiana muy elaborada, vino, mucha música, y sobre todo, muchas despedidas, porque pocas horas después teníamos que coger el minibús de vuelta al aeropuerto y a España.

Y con esto, solo nos queda dar las gracias a todos los que han hecho posible este proyecto y rememorar esos increíbles momentos y experiencias inolvidables. Ahora estamos un poquito más cerca Europa, esperando volver a ver a todos nuestros amigos. Nos despedimos de Petralía, y esperamos que sea un hasta pronto y no un adiós.

 

¿Y tu…? Cuando?

COMPARTIR
  • 25
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario