Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIAS VOLUNTARIADO / EXPERIENCIA DE SVE EN ESLOVAQUIA

EXPERIENCIA DE SVE EN ESLOVAQUIA

Os presentamos la experiencia de David que ha participado en un  SVE del programa ERASMUS+ en ESLOVAQUIA. 

Mi experiencia EVS comenzó un 28 de agosto, y mi destino fue Banska Stiavnica, un antiguo pueblo minero situado en el corazón de Eslovaquia. Desde un principio, mi visión de Eslovaquia fue que todo era verde, todo era bonito, ¡todo era perfecto! Esto cambió un poco tras 3 horas de viaje en un autobús desde Bratislava a 40º C sin aire acondicionado, porque en Eslovaquia están muy preparados para el frío, pero no para el calor…
Mi primera impresión del pueblo fue muy buena. Viera (mi coordinadora y jefa) me recogió, me mostró la casa, la oficina de DAPHNE (mi asociación de acogida), un poco el pueblo y me invitó a mi primera “pivo” (cerveza en eslovaco).
El proyecto comenzó y mis tareas se resumía básicamente en ir a la escuela de primaria BAKOMI a ayudar en el School Club un par de días a la semana, así como asistir a las clases de español impartidas por mi amigo Richard (profesor de lengua inglesa y española) como ayudante para que los niños escucharan a un español hablar y para ayudar en el desarrollo de las actividades y el temario.
En DAPHNE mis tareas se resumían en ayudar a Viera con las actividades que ellos tenían en su programación con algunas escuelas que visitaban el pueblo para realizar una experiencia educativa sobre geología. Además, realizábamos viajes a Bratislava para visitar las oficinas centrales. Con el trascurso del año nos enfocamos también en crear y realizar algunos workshops y desarrollarlos con un grupo de profesores. Estos podrían usarlos en sus aulas en el futuro. También colaboramos con las aulas de español de un instituto de secundaria para celebrar el día de la tierra, realizando un workshop con ellos sobre volcanes.
Si hablamos sobre idiomas… bueno, que decir… Mi nivel de inglés al inicio de esta experiencia era pésimo, pero pésimo al nivel de saber decir “Hola” y poco más. Tras 12 meses conviviendo y comunicándome mayormente en inglés ¡mi nivel ha mejorado muchísimo! (Eso si… no es perfecto, pero es suficiente para poder comunicarme). Del nivel de eslovaco, mejor ni hablamos, porque tras tomar 11 clases, lo di por imposible, y aunque conozco algunas palabras me sigue siendo imposible comunicarme más allá de un simple saludo, pedir un café o llamar a un taxi (solo cosas muy importantes para el desarrollo de la vida cotidiana en un pueblo).
Durante todo este año además de las actividades realizadas con la asociación también me centré en varios proyectos personales. El primero de ellos fueron los Winter Games 2018, actividad en la cual reunimos a EVS de toda Eslovaquia en nuestro pueblo para pasar un fin de semana en el cual con la excusa del deporte y la fiesta fomentamos la unión de la familia EVS en Eslovaquia. El otro fue la creación de un proyecto YouthExchange, este no salió adelante, pero nos sirvió para conocer cómo funciona el sistema, que tipos de proyectos hay, como se administra y un sinfín de cosas que nos valió de aprendizaje.
En la etapa EVS no todo es trabajar, también hay tiempo para disfrutar y viajar. Yo personalmente intenté viajar todo lo posible, tanto dentro de Eslovaquia para disfrutar de sus pequeños pueblos, sus montañas y sus maravillosos bosques (intentando ver un oso al que nunca vi ☹) como fuera de eslovaquia, visitando Hungría, Polonia, Austria, Republica Checa, Ucrania, Turquía…
El EVS es una experiencia única, con la cual conoces gente maravillosa que te marcará para siempre, que te llevará a realizar proyectos personales con los que te demostrarás a ti mismo lo que vales, que sacará lo mejor (y lo peor) de ti, que te hará viajar, conocerás otras culturas, verás otros puntos de vista sobre la sociedad, otras formas vida, otros idiomas, te llevará a hacer crítica sobre algunas cosas y a hacerte auto crítica sobre otras, y lo más importante… te hará ver que lo más importante de la vida es vivir.

 

He aprendido idiomas, a relacionarme con personas de diferentes culturas, a respetar diferentes formas de vida o puntos de vista, a relacionarme e integrarme en sitios donde no conocía a nadie, a ser total mente independiente, a administrar el dinero de forma responsable, a planificar, administrar y desarrollar eventos, a crear workshops, a trabajar con menores en la escuela, a impartir aulas de español, a viajar por Europa y a apreciar la buena comida y la mala cerveza que tenemos en España…

 

Y tu… ¿Cuándo?

Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

 

Next Prev

Next Prev
COMPARTIR
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario