Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIAS VOLUNTARIADO / EXPERIENCIA DE VOLUNTARIADO EN GRECIA

EXPERIENCIA DE VOLUNTARIADO EN GRECIA

Os presentamos la experiencia de Eli, quien ha participado en un proyecto de voluntariado del Cuerpo Europeo de Solidaridad en GRECIA.

Aterricé en Grecia hace poco más de un año sin saber que me iba a deparar esta experiencia. Decidí realizar un voluntariado porque una amiga me habló de este tipo de proyectos ya que ella había realizado uno, y ante la incertidumbre del futuro que me esperaba en España con el tema covid, no tenía muchas ganas de quedarme ahí, así que me puse a buscar proyectos y vi uno en una granja de permacultura, que al leer el infopack tenía bastante en común con lo que había estudiado, así que por qué no, decidí aplicar y unos días más tarde, llegué a Grecia.

Al principio fue un shock muy grande, nunca había estado aquí y la verdad es que tenía una imagen muy diferente de este país (típicos pueblos blancos y ciudades en las que solo hay ruinas xD). Lo que me encontré fueron motoristas sin casco, caos, ruido, impuntualidad y muchísimos perros y gatos callejeros…pero una se acostumbra rápido a esto, empieza a comprar comida para los animales, a llegar un poco más tarde y a mirar cincuenta veces a cada lado de la carretera antes de cruzar.

Poco a poco me fui acostumbrando a Kalamata y a la cultura griega, y lo que al principio me pareció chocante, se volvió mi día a día. Estudiar griego fue increíble ya que ayudó a poder comunicarme con gente local que no habla nada de inglés en los pueblecitos, bares, tiendas…además de que me ayudó a sentirme más integrada en esta ciudad.

En cuanto a la granja había que realizar diferentes tareas, desde plantar semillas, trasplantar,  limpiar, pintar paredes, preparar actividades para las escuelas, cortar césped, plantas, fruta, preparar festivales…todo lo que se pudiera hacer, se hacía, no ha habido momento de aburrimiento en todo un año. El ambiente es muy familiar, es una organización nueva y muy pequeña, por lo que como es normal también ha sido todo un poco desorganizado, pero al final el trabajo fue bonito la mayor parte del tiempo y lo he disfrutado mucho, ya que estar dentro de la ciudad y tener este pedacito de tierra tan natural y parecido al bosque es increíble.

Hay que decir que de noviembre a mayo, toda Grecia estuvo en cuarentena, por lo que no teníamos permitido salir a la calle a no ser que cumpliéramos una serie de requisitos y rellenáramos papeles con la información que nos pedían. Tampoco era posible salir de la ciudad o pueblo en el que vives, por lo que todo se volvió un poco gris ya que los planes de viajar o de pasar tiempo en la calle o bares se truncaron bastante durante 6 meses. Por suerte supimos manejar bastante bien la situación y además la policía de Kalamata empezó a ser un poco más permisiva a los dos meses.

En general este ha sido un proyecto donde he aprendido muchísimo, no sólo con lo que hacía en la granja,  sino sobre mi misma, me he conocido mucho mejor y tengo mucho más claro que quiero y que no quiero en mi vida. Sinceramente en un año he tenido un crecimiento personal muy grande por las diferentes circunstancias que se han dado aquí. He llorado, he reído, he estado a punto de dejarlo todo y volverme a casa y ahora no quiero volver, ha sido una montaña rusa de sentimientos y experiencias.  He viajado y he visto paisajes y playas de cuento. He tenido la oportunidad de haber conocido a gente que sé que me llevo para toda la vida, y alguna que otra persona que no quiero volver a cruzarme con ella. Como en todos lados, esto pasa también, no es todo precioso, pero vale muchísimo la pena. Es una experiencia totalmente diferente a lo que me esperaba, ya que hice un Erasmus mientras estudiaba y pensaba que esto sería bastante parecido, pero para nada lo ha sido (en mi caso por lo menos).

Recomiendo 100% tener una experiencia de este tipo, no solo por el trabajo, si no por el hecho de salir de tu zona de confort, para crecer personalmente, conocer otras lenguas, personas y culturas.

COMPARTIR

Deja una respuesta