Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN ITALIA

EXPERIENCIA EN ITALIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes que han participado en un CES del programa ERASMUS+ en ITALIA

Siendo sincera pensaba que el voluntariado seria como otra cosa normal de la vida, pero no es así ya que ser voluntario es abrirse a la realidad de los demás, conocer el problema del otro, saberlo comunicar correctamente, tomar consciencia y comprender la situación; y para ello hay que estar en una actitud de apertura que permita entender, escuchar, comprender, tomar en consideración cada situación.

Comprometerse en un proyecto, supone intervenir, trabajar, realizar y llevar a cabo un plan, «poner en marcha» la vida, y éstos son algunos de los objetivos que se intentan trabajar en cada equipo de
Voluntariado. La alegría y la convivencia de un momento llevan consigo la proyección de
muchos planes, coordinar personas y tareas, buscar recursos…

Como muchas cosas de la vida, si se es capaz de trabajar en grupo, haciendo equipo, se
obtienen mejores resultados. El voluntario/a, no tiene vocación de «estrella» que
deslumbra, más bien es quien aporta luz que transforma y ayuda a crecer, no hay barrera
ni edad para colaborar ni para desarrollar al máximo nuestras potencialidades. Todos
somos capaces de transmitir algo y todos podemos aprender algo. Este es nuestro punto de encuentro.

En esto coincidimos y nos cruzamos todos, en el caminar de la vida.
El voluntariado, entre otras cosas, hace posible este encuentro entre situaciones vitales de personas que quizás nunca se hubieran conocido y además esto no solo se trata de
pasar el rato y de tomarse unas vacaciones, se trata de colaborar, cooperar, construir, aportar ideas, complementarse, ser todos parte del equipo y no dejar a nadie fuera de él.


Este año de voluntariado me ha hecho reflexionar de que da igual lo que la vida te ponga
por delante, tú siempre vas a ser capar de dar mucho más de lo que piensas que puedes
dar. Hacer un voluntariado parece fácil pero no lo es porque escondido en la sonrisa te
encuentras con la tristeza de no estar con los tuyos, de no conocer nada ni a nadie y es
como sentirse solo en la vida, pero luego te das cuenta de que la tristeza no tiene ningún
sentido en tu vida y más ahora realizando una actividad, una ayuda que harán que las
cosas cambien para otras personas.


El voluntariado es una experiencia única así que aprovecha cada día que lo estés
realizando porque nunca más tendrás esta oportunidad.

 

Y tu… ¿Cuándo? 

 

Si quieres recibir más información podemos fijar una cita a través del correo info@intercambia.org



COMPARTIR

Deja una respuesta