Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXP INTERCAMBIOS / EXPERIENCIA EN ITALIA, Poggiardo

EXPERIENCIA EN ITALIA, Poggiardo

EXPERIENCIA EN ITALIA

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes que han participado en un INTERCAMBIO JUVENIL del programa ERASMUS+ en ITALIA.

Nuestro largo viaje empezó el día uno de noviembre. Tras cambiar seis medios de transporte y pasar 26 horas en el camino llegamos al  Poggiardo, un pequeño pueblo de la provincia italiana de Lecce. El largo y agotador viaje, se recompensó por el buen ambiente que existía entre nosotros (Lo llevamos bien desde el primer momento y, como solían decir los miembros de otros grupos, el grupo español no era un grupo pero una familia!!).

Aunque ya eran las 12 por la noche, teníamos muchas ganas y energía a conocer los otros grupos participantes en el proyecto. Éramos 50 personas de 6 países europeos: Lituania, Turquía, Polonia, Francia, Dinamarca y España, por lo cual hubo una diversidad muy rica e interesante pero con un fin común: compartir experiencias y culturas y enriquecerse personalmente pero también en conjunto.

Las instalaciones e higiene en Poggiardo dejan mucho que desear. En lo referente a ubicación de las casas,  cabe destacar que existía cierta lejanía entre las 4. Si hablamos de la higiene, se puede decir que  las condiciones eran pésimas. Los inmuebles contaban con numerosos desperfectos ( sanitarios y duchas rotas; dificultades para tener agua caliente; paredes desconchadas, debido a la humedad existente en algunos alojamientos etc.…).

Cabe destacar que muchas de las sábanas y mantas en las que dormíamos no estaban lavadas o no lo habían hecho correctamente ya que presentaban manchas y no tenían un olor agradable. Por otro lado, queremos comentar que la mayoría de los miembros del grupo presentamos picaduras  después de dormir en las camas. Estas picaduras eran de chiches ya que dormíamos completamente tapados (hacía frío) y  la forma de la picadura concuerda con la de estos insectos. En definitiva, mucha suciedad, algo que hizo de la estancia una circunstancia incómoda. Además, en una de las casas entraba una desconocida a alta horas de la madrugada, para dormir allí (tenía su propia llave), algo de lo que no se nos había informado previamente. Otro problema relacionado con las  entradas y salidas de las casas es que solo había una llave por casa ( éramos 6 por casa). Por lo que teníamos que dejar esa llave oculta fuera de la casa para que cada persona pudiera entrar y salir cuando lo necesitara. Estos dos últimos hechos nos crearon cierta inseguridad.

El local donde realizamos las comidas correspondientes se encontraba en la planta baja de una casa y este contaba con dos salas con mesas y bancas para comer. También tenía una cocina separada por una cortina  donde se preparaba la comida y de la cual podíamos hacer uso para preparar la “noche cultural”. Esta cocina no estaba muy limpia y el menaje era limitado. Por último, queremos hacer referencia a el local donde realizamos las actividades. Este tenía una ubicación muy buena ya que se encontraba en el centro del pueblo y si estaba en buenas condiciones. El problema es que era demasiado pequeño para el número de personas que había, por lo tanto, para realizar algunas actividades debíamos salir a la plaza de enfrente

( algo que no es una contrariedad para nosotros).

Todas las mañanas, cada país hacía un warm-up, juegos para ir entrando en la dinámica de las actividades. El primer día hicimos juegos para presentarnos y conocernos entre todos.
Por la tarde, cada país exponía su proyecto. El workshops español tenía como tema principal la inmigración.
El lunes nos dejaron el día libre. Aprovechamos todos para ir en tren a un pueblo cercano, Ottranto. Estuvimos todo el día visitando la playa y la fortaleza de la localidad. Los gastos de este día corrían por nuestra cuenta, sin posibilidad de reembolso.
En general nos han dejado total libertad para movernos por el pueblo.
Para finalizar, quisiéramos ensalzar la labor de las coordinadoras que se preocuparon porque todas las actividades tuvieran como objetivo conocer las culturas de los otros países.

En lo referente a la comida, queremos añadir que el servicio fue bastante simple y escaso. Con esto queremos decir que la comida, que mayormente era pasta (algo típico del país) era de una muy baja calidad y con una preparación bastante básica. Además, era bastante escasa, o al menos eso parecía, puesto que algunos participantes del proyecto nos quedamos con hambre tras cada comida, y no teníamos opción de repetir plato, cuando incluso algunos días podía verse cómo, debido al descontento general, sobraba comida.

En definitiva, no estamos muy contentos con este aspecto, puesto que podemos afirmar que comimos al nivel prácticamente de un comedor social, y que la comida se basaba en repetir 4-5 productos a modo de acompañamiento o plato principal, preparados de la misma forma o muy similar, por lo que no se esforzaban mucho en proporcionarnos una correcta y variada alimentación.

La gente del proyecto era muy participativa y muy sociables, aunque cabe destacar que había personas que no se habrian para conocer a nuevas personas. Para conocernos entre todos hacíamos juegos en equipo y de presentación, con los cuales tuvimos la oportunidad de conocer a cada uno de los participantes, así como de aprender algo nuevo de cada cultura, de su dia a dia y los proyectos que tienen en un futuro.
En los ratos libres exploramos el pueblo un gran grupo con participantes de cada país donde nos lo pasamos muy bien haciendo fotos, cantando y aprendiendo el idioma. Por las noches en la noche cultural de cada país aprendimos más sobre el país de cada uno y era muy interesante conocer cada rincón que presentan así como las comidas típicas, los gustos musicales y sus bailes. Luego nos reunimos en el salón de una de las casas y allí nos quedamos hasta altas horas de la noche con música, cerveza… el tiempo se pasaba volando en esos momentos porque estabamos divirtiendonos a la vez que hacíamos amig@s cada vez más cercanos.
Lo peor fue la despedida porque pensar que a las personas que en tan solo 7 días le has cogido tanto cariño puede que no las veas más en tu vida pues crea una gran tristeza, pero el intercambio siempre estará en nosotros y es una experiencia que creemos que nadie olvidará.
Muchos de ellos estaban muy interesados en aprender palabras ”clave” en español y era muy divertido ver como lo decían sin saber siquiera el significado.
En conclusión lo mejor del intercambio son las personas que cada uno se lleva en el corazón , por que cada uno aporta algo necesario y muestra sus valores tal como son. a

Y tu… ¿Cuándo?

Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario