Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN MOLDAVIA

EXPERIENCIA EN MOLDAVIA

DSC_0200A últimos del mes de Septiembre me enteré que se iba a celebrar un proyecto de intercambio en Moldavia, animado y convencido, me informé de que se trataba a través del Facebook. Un domingo lluvioso fui a conocer a tres participantes al Centro Comercial Rosaleda, Aitor, Abraham, Carmen y Fernando. Ellos estaban dispuestos a acompañarme y a ayudarme en todo lo que necesitara para prepararlo todo, como (juegos, comida, bebida, etc.).

A los tres días vinieron a mi casa para ver como tenía pensado organizarlo y también para saber la ayuda que necesito, como, darme de comer, beber, ducharme, porque no lo puedo hacer solo. Les expliqué un poco que es lo que tenía pensado preparar, aportando ideas con respecto al año pasado. Organizado todo partimos por la madrugada del Sábado 18 de Octubre rumbo a Bucarest (Rumanía), cuatro horas de vuelo rápidas y agradables. Al llegar tuvimos que coger un minibus rumbo a Chisinau (Moldavia), unas ocho horas interminables para mi cuerpo, cansado, sin saber como colocarme para que no me doliera la espalda pero yo no dormí lo suficiente hasta por la noche, aunque estuviese cansado, me empeñé en dar una vuelta por el hotel. Al siguiente día (domingo) fueron llegando el resto de participantes de diferentes países Georgia, Portugal, Rumanía, Ucrania,   Rusia, Polonia, Bulgaria, Alemania y Moldavia. Fue mi alegría al ver a conocidos integrantes del proyecto anterior.
DSC_0240
El lunes 20 por la noche empezó todo, con la presentación de los participantes de Alemania, explicando sobre que íbamos a hacer durante los 9 días. Teatro (Portugal), creatividad (Rusia), cantar (Bulgaria) al que me apunté porque me parecía más fácil poder realizar.

El martes, primer día de talleres e actividades a las ocho de la mañana había que estar en pie, cansado y con los ojos pegados, desayunando tortilla, pan con mantequilla y café e irnos cada uno a nuestros talleres correspondientes, en los que me reía porque siempre cantaba las mismas canciones (we are the champions (propuesta por mí), himno Bulgaria, Spiderman Spiderman, etc.), así mañana y tarde. Para desplazarme de un sitio a otro había que bajar y subir escaleras, en las que hacía el águila (sobre todo en las bajadas) sintiendo un cosquilleo por todo el cuerpo, las carreras de Ewa (Polonia) por el patio del hotel.

En los días sucesivos participamos en varios actos, talleres y conferencias, incluyendo visitas a Chisinau y una vinacoteca, lo cual fue muy agradable y provechoso para mí.

Por la noche nos reuníamos mis compañeros de grupo y otros participantes en nuestra habitación para comentar el día y preparar el día siguiente, con el consiguiente botellón para combatir el frío polar que hacía (-8 C).

El día 28 de Octubre salimos del hotel rumbo a Bucarest y me esperaba otra noche de autobús que duró 8 horas. Pese al cansancio, visitamos la ciudad haciendo turismo y el día 30 regresamos a Málaga.
Quiero reiterar mi agradecimiento tanto a mi Asociación (ADIMI) por el apoyo recibido, por descontado a Pedro, Aitor, Fernando, María y el pillín de Abraham, sin los cuales no hubiese podido realizar dicho proyecto, el cual me ha hecho, como en proyectos anteriores olvidar mi discapacidad.

¡¡WE CAN DO IT!!

COMPARTIR
  • 58
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta