Breaking News
Home / OTRAS / EXPERIENCIA JUVENTUD EN ACCION EN SLOVENIA

EXPERIENCIA JUVENTUD EN ACCION EN SLOVENIA

Os acercamos la experiencia de unos jóvenes malagueños que pasaron unos días estupendos en Kostanjeviska na Krki, Slovenia, en un intercambio sobre los medios de comunicación. El siguiente texto ha sido redactado por ellos seis.

Si quieres sabes más sobre los intercambios juveniles, escríbenos a info@intercambia.org.

El proyecto GET SHARP THE VIEW, con el programa de Juventud en Acción que promueve la Asociación Juvenil Intercambia junto con el Área de Juventud, nos daba a algunos la oportunidad de vivir nuestro primer viaje de Intercambio, a otros la que sería la segunda y, para otros, la de repetir la experiencia en Eslovenia.

Allí estábamos los seis, apunto de montarnos en un avión.

GRUPO SLOVENIA

Supongo que cada uno se imaginaría de distinto modo cómo sería el lugar al que íbamos y qué pasaría, pero seguro que todas las cosas que llegamos a pensar no se acercaron a describir las experiencias que tuvimos esa semana.

Nuestras maletas estaban cargadas de productos españoles para preparar The Spanish Night, pero volvimos con ellas cargadas de recuerdos. “Un viaje fantástico, mágico,… un viaje para recordar… (y repetir)”.

Kostanjeviska na Krki – que tardamos 3 días en aprender a pronunciarlo todo bien y de seguido – era el pueblo donde se realizó el intercambio. Nada más llegar, todos nos sorprendimos de la belleza del paisaje: un paraje tan natural, tan verde y con tanta calma y tranquilidad, que parecía sacado de una película.

El pueblo estaba rodeado, literalmente, por el río Krka. De hecho, para entrar y salir de él había que cruzar por unos pequeños pero lindos puentes de madera, desde los cuales algunos de los participantes se atrevieron (nos atrevimos) a saltar.

SLOVENIAAdemás era pequeño y acogedor, con tan sólo dos calles principales, un par de iglesias y el colegio, donde se realizó el intercambio, que estaba a las afueras y que era enorme, con pasillos laberínticos y algo tenebrosos en la noche. En total, podría haber como máximo 5 barecillos, uno de ellos era una pizzería con wifi donde pasamos bastantes ratos.

Pronto empezamos a conocer al resto de compañeros de viaje. Provenían de diversos países: Polonia, Hungría, Rumanía y Eslovenia y, aunque ya desde el primer día se respiraba muy buen rollo entre nosotros, poco a poco fuimos acercándonos más hasta llegar a convertirnos en una “pequeña gran familia” (de hecho, los rumanos dicen ser nuestros “hermanos pequeños” – pero en Español, ¿eh? ¡Que lo aprendieron y todo! – ).

Lo que más nos ha gustado de este proyecto, además de conocer a gente de distintos lugares, de aprender cosas interesantes de diferentes culturas y convivir todos en armonía, han sido las actividades que hemos realizado durante estos días: dinámicas participativas y muy creativas.

SLOVENIAHa sido una semana de poco sueño y mucha actividad: desde los Energizers matutinos para despertarnos cantando canciones o participando en juegos, a los Workshops en los que trabajamos durante el día, y las fiestas internacionales de cada noche (con mucho vinito y alcohol de por medio).

Con respecto a los Workshops nos gustaría destacar lo sorprendente que nos resultó a todos descubrir lo dinámico que puede ser el aprendizaje cuando se trata de educación no formal. Un gran y muy buen trabajo por parte del equipo organizador: Rok, Katia, y Ada, quienes, a través de diferentes técnicas de trabajo, consiguieron introducirnos en una introspección sobre diversos temas de los medias.

Plastilina, Teatro, Portada de Revista, Tizas en el suelo… Disfrutamos muchísimo volviendo a trabajar como cuando éramos niños: pintando, haciendo collages, trabajando con plastilina, realizando actuaciones,  etc.

Recordamos con cariño esos Workshops. Para las primerizas en esto de los intercambios ha sido sorprendente.

En cuanto a las noches internacionales, guardamos muy buenos recuerdos de cada una de ellas: La noche húngara con su bebida “ligera” conocida como ‘Palinka’, de la polaca los juegos tan divertidos que hicieron, de la rumana los bailes que nos enseñaron, de la noche eslovena el restaurante que nos cedieron para celebrar nuestra fiesta de despedida…pero si tenemos que quedarnos con alguna es, sin duda, la gran noche española. Vestidos de manera propia para la ocasión, con nuestros delantales, nuestras flores y a nuestro particular cordobés.

SLOVENIATuvimos también alguna que otra visita turística. Una de ellas fue a Zagreb, capital de Croacia (a 1 hora de Kostanjeviska). La verdad que nos gustó salir del pueblo y visitarla todos juntos. De ella traemos muchos recuerdos e historias que recordaremos toda la vida! Una de nuestras compañeras, de hecho, tuvo un flechazo muy especial con alguien… curiosamente en el museo de las Relaciones Rotas (Broken RelationsShip).

El resto de la semana lo pasamos conociendo a la gente, disfrutando del entorno y trabajando en las tareas encomendadas cada día. Ha sido una experiencia única y digna de repetir.

Por ello, aconsejamos a todos aquellos que nos estén leyendo que no dejen escapar una oportunidad así,  pues merece la pena vivir todas esas experiencias al menos una vez en la vida. Así que, lo dicho,  a disfrutar y aprender todo lo que podáis =)

 

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta