Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA SVE EN CRACOVIA

EXPERIENCIA SVE EN CRACOVIA

Hola!

Mi nombre es Alicia, tengo 28 años y voy a contaros mi experiencia como voluntaria europea en Cracovia (Polonia) durante casi 10 meses.

¿Por qué un servicio de voluntariado europeo? Supongo que la respuesta es similar a la de todos aquellos que se embarcan en este tipo de aventura: ganas de hacer algo por los demás, de ayudar, de cambiar de aires, de aprender, de crecer… entonces, ¿por qué no?

La segunda cuestión es, ¿por qué Cracovia? Lo cierto es que cuando comencé a buscar proyectos de voluntariado no tenía ninguna preferencia, simplemente tenía claro que quería que fuese un país donde pudiese enriquecerme de otra cultura, al ser posible, bastante diferente a la española. Tras algunas solicitudes e imprevistos, vi un proyecto en Cracovia para trabajar en un centro de autismo. Dado que estudié Psicología, el tema del autismo me interesaba bastante. Además, había estado en Cracovia hacía 3 años y la ciudad me había fascinado. Solicité el proyecto, me aceptaron y, AJ Intercambia, mi organización de envío, organizó una formación a la salida que me ayudó a prepararme para lo que me esperaba una vez que llegase a Cracovia. Y así fue como dio comienzo mi experiencia.

Formación a la salida

En términos “profesionales” he pasado estos meses trabajando como asistente de profesores y psicólogos en un centro de autismo. La experiencia ha sido muy completa ya que he tenido la oportunidad de trabajar con diferentes grupos de edades. El día a día era muy entretenido puesto que hacíamos muchas actividades: ir a la piscina, a un taller de cerámica, a escalar… A parte de esto, en verano estuve 2 meses trabajando en una granja a las afueras de Cracovia con adultos con autismo también, otra experiencia bastante enriquecedora.

Puedo decir que, como psicóloga, he aprendido muchas técnicas y habilidades para mi profesión, pero sobretodo me llevo el valor humano del que me he empapado viendo cómo los que han sido mis compañeros durante este tiempo se volcaban día a día por estas personas.

Con Olivier

Y, si en el ámbito profesional mi SVE ha sido gratificante, en el personal lo ha sido mucho más. Esta experiencia me ha permitido conocer gente de todo el mundo, viajar por Europa, empaparme de otra cultura y otra lengua, ser más consciente sobre los problemas que tenemos en Europa y conocerme mejor a mí misma.

Fiesta de los mentoresDía Internacional del Voluntario

 

 

 

 

 

 

 

Para terminar, es evidente que no todo ha sido maravilloso siempre, pero incluso de esos momentos “menos buenos” podemos sacar siempre algo positivo, y más cuando tienes que afrontarlos en un país que no es el tuyo y sin el apoyo de tu círculo más cercano. Te vuelves más independiente, más paciente, más seguro de ti mismo.

Podría contar muchas cosas más pero creo que la visión general de mi SVE ya la tenéis, por lo que solamente me queda animar a todas aquellos jóvenes que os estéis pensando hacer un proyecto como este, pues creo que realmente puede cambiar vuestra vida 🙂

Un saludo,

Alicia

COMPARTIR
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta