Breaking News
Home / NOTICIAS JUVENTUD / SUPER EJEMPLO DEL “CUERPO EUROPEO DE SOLIDARIDAD”

SUPER EJEMPLO DEL “CUERPO EUROPEO DE SOLIDARIDAD”

SUPER EJEMPLO DEL “CUERPO EUROPEO DE SOLIDARIDAD”

 

Queremos compartir con vosotros un texto que ha subido una de nuestras voluntarias que se encuentra en NEU MODAINA, al sur de SALONICA, Grecia, en un proyecto Cuerpo Europeo de Solidaridad, de Corta Duración, que se celebraba en un festival de música con una duración de un mes.
 
Decimos que el proyecto se celebraba, porque una Ciclogenesis Explosivas o Super Tormenta, de esas que suenan en la Tele, y que desde el sofá de casa nos parecen increíbles pero siempre lejanas, se desató el pasado Miércoles en esta pequeña localidad del sur de Grecia, mientras estaban los voluntarios desarrollando su proyecto en el teatro al aire libre de la localidad.
 
Los voluntarios, tras tener que huir como pudieron, y ser evacuados a su alojamiento esa misma noche nos llamaron super asustados, ya que lo allí vivido había sido una muy amarga experiencia, que llego a ocasionar heridos entre los propios voluntarios del grupo internacional, y que los dejaba esa noche sin luz, agua y sin festival, y por lo tanto sin proyecto.

Para que os hagáis una idea, os dejamos unos vídeos de esa noche y de la mañana siguiente.
 
 
 
 
Tras varias llamadas esa noche y los días siguientes, y tras la noticia que el Proyecto como Festival se habia cancelado, surge la energia de este programa que esta basada en la SOLIDARIDAD, y Clara nos comparte este articulo.
 
TEXTO DE CLARA SANDINO, VOLUNTARIA CES

Llevo unos días preguntándome si era adecuado escribir algo así en redes sociales. Al final, éstas no son más que un prisma que altera la realidad al antojo de cada uno, mostrando sólo la mejor parte, que vuelve tu vida un conjunto de imágenes abstracto y efímero. A través de esta ventana todo se relativiza y se vuelve fugaz y perecedero, la gente se adentra en tus recuerdos para dar un “like” rápido y continuar con el siguiente. ¿Hasta qué punto debemos contar algo importante, si aquí nada lo es?

Aun así, me apetece hablar de esto porque es algo que, de una manera u otra, me ha marcado y quiero compartir.

Yo vine a Grecia a pasar un verano que creía de ensueño, en una ciudad costeña de mar turquesa y cristalino, con el pretexto de ser voluntaria en un festival cultural. Pero hubo un cambio de planes. El miércoles por la noche trabajando nos sorprendió una gran tormenta (¿tifón? ¿huracán?; he escuchado tanta nomenclatura estos días que ya no sé ni qué fue) que se llevó por delante todo lo que pilló a su paso. Vimos como todo el atrezo que habíamos prepararado comenzaba a destrozarse o salir volando, la gente corría y chillaba, las luces estallaban, el agua caía con fuerza y el viento rugía como no lo había visto nunca. Lo viví todo con la gran suerte de encontrarme al lado de la entrada a los camerinos, con lo que pude esconderme cuando llegó el granizo, suerte que no todos mis compis tuvieron. Pronto la electricidad se fue y todo se inundó. Los rayos eran constantes. La señal telefónica había desaparecido. Daba miedo, mucho miedo. Y más miedo dio cuando, más tarde, supimos que por desgracia hubo en la zona un número significatico de heridos y también víctimas mortales, -cualquier número es mucho-, por no hablar de los daños materiales y el agua y la electricidad que no vino en varios días, que siempre será lo de menos.

El festival fue cancelado. Nuestro voluntariado se había terminado. O al menos, de aquella forma. Nuestro verano de ensueño, en parte, también. Recuerdo que nuestro coordinador desde España, al narrarle la tragedia, nos transmitió esta idea: “si realmente queríais ser voluntarios, aquí tenéis una oportunidad de verdad”. Y estaba en lo cierto. No íbamos a poder ser más útiles para la comunidad que ahora. Con lo que, a pesar del ambiente general de desilusión y tristeza, hemos decidido cambiar el chip y ayudar de verdad en lo que podamos. Me parece horrible que haya ocurrido esto, pero he cogido esta oportunidad que me ha puesto por delante la vida para empezar a ver las cosas de forma distinta y afrontarlas tal y como vengan, dentro de las posibilidades. Tanto mis compañeros como yo hemos tenido mucha suerte, pues no nos ha ocurrido nada grave. Lamento muchísimo las víctimas y espero que todo vuelva a la normalidad pronto para las personas de la zona afectada, espero poder aportar aunque sea un poco y que nunca vuelva a ocurrir algo así. ❤

FELICITAMOS A TODAS ESAS PERSONAS VOLUNTARIAS QUE HAN SACADO SU SOLIDARIDAD POR AQUELLAS PERSONAS QUE LO NECESITAN:

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario