Breaking News
Home / TÚ EN EUROPA / EXPERIENCIA INTERCAMBIOS

EXPERIENCIA INTERCAMBIOS

Os acercamos testimonios de los participantes de nuestros Proyectos de Intercambios Juveniles, donde cuentan con sus propias palabras como viven y disfrutan de los Intercambios.

  • RUM
  • BG
  • EST
  • TR
  • TR
  • MAC
  • IT
  • TR
  • GEO
  • GR
  • RUM
  • GR
  • AL
  • UK
  • RU
  • POL
  • HOL

7840_10200546895050309_1941057685_nOs acercamos la experiencia de un grupo de Jóvenes que acaban de volver de un intercambio juvenil en Rumanía sobre el medio ambiente gracias al programa Juventud en Acción.

El viaje a Rumanía, ubicación dónde se realizaría el intercambio, nos causó en mayor o menor medida, cierta expectación. Por todos es sabida la fama que tiene dicho país y sus ciudadanos entre los españoles. Pero nada más alejado de la misma, la realidad e impresión fue bien distinta. Un país con cultura, tradición e historia, dónde las personas por lo general, siempre han estado abiertas y dispuestas a conversar y ayudarnos en lo que a nuestro viaje se refiere.

Respecto al intercambio, el lugar fue maravilloso. Estuvimos alojados en unas casitas, rodeados de naturaleza y a la rivera de un lago. Un lugar realmente maravilloso, aunque un poco descuidado en su mantenimiento, dado que el anterior arrendatario rompió el contrario de explotación del recinto pocos días antes de llegar. No obstante, el nuevo arrendatario lo dispuso todo para que estuviésemos como en casa.

1186003_10200166364956455_1761236084_nUno de los puntos más temidos era… ¡La comida! Y ¡¿Cómo no?! Con lo bien que se come en el sur de España, el temor saltaba a la vista. Podríamos enrollarnos comentando al respecto, pero lo resumiremos en que todo el grupo ha ganado peso. Aclarar que era comida casera, sana y muy rica. Pero… ¿Todo no van a ser elogios verdad? ¡Teníamos sopa hasta en la sopa! Valga la redundancia. Una riquísima sopa natural de verduras troceadas, se repitió a lo largo de bastantes días, sobre todo a la noche, pero en general la cocina ¡un diez sobre diez! Algunos llegaron incluso a decir que ¡comían mejor que en casa! 

Los talleres fueron muy divertidos, puesto que a la par de aprender sobre la temática de los mismos, nos permitió relacionarnos, conocer al resto de compañeros procedentes de Polonia, Turquía, Rumanía, Bulgaria e Italia. Lo cierto, y sus culturas junto a la forma de ser. Qué a pesar de diferir en lo anterior, una vez contactas más, te das cuenta que somos iguales.

Nos lo hemos pasado realmente muy bien, disfrutando como jovenzuelos adolescentes de dieciséis años. Y si algo hay que criticar negativamente, es que tan sólo tuvimos tiempo para ver la ciudad un día, puesto la mayor parte del tiempo teníamos la agente ya organizada.

¡¡QUEREMOS REPETIR!!

BULGARIA (2)Os acercamos la experiencia de un grupo de Jóvenes que han participado en una actividad del programa juventud en Acción en Bulgaria,a pesar de las dificultades el esfuerzo que han aportado al proyecto ha tenido sus frutos…

Pese a los problemas iniciales y a la incertidumbre de quién iría al intercambio y quién se quedaría con la miel en los labios, finalmente, y tras dejar en tierra a tres compañeras en favor de otras dos de Ceuta, la noche del 31 de Agosto las cinco nos preparábamos en el aeropuerto de Málaga para emprender nuestra aventura. El viaje fue largo, probamos una típica cerveza búlgara en el avión que nos supo dulce y, camino de Razlog, tuvimos anécdotas con el sí y el no a la hora de comprar el billete, pero, tras todas las experiencias y contratiempos, fuimos las primeras en llegar al “Papi Hotel”.

Al principio todo eran miedos y timidez, pensábamos en español y hablábamos en Spanglish, no estábamos seguras de cómo pedir ni un vaso de agua (voda), pero fue cosa de un día que empezaran a llegar los demás grupos de todos los países y que nos convirtiéramos en una piña inseparable que continuaría unida hasta el final del intercambio.

BULGARIA (6)Aprendimos a cocinar nuevos platos y nuevas ideas para un futuro mejor. Todos juntos como un grupo de cerebros con distintas lenguas pero un objetivo común, crear. Sin tecnologías, sin pautas, solo con nuestras mentes y nuestras ganas de compartir y unirnos para cocinar la receta del futuro.

Los días pasaron muy rápido, visitamos pueblos cercanos, hicimos excursiones, algunos incluso escalamos una montaña, disfrutamos con las actividades que, a cada cual más original, nos proponían unos organizadores de lujo que nos mantuvieron siempre en activo y con ganas de más.

Los días se juntaban con las noches en apenas unos segundos y así, sin percatarnos de que se acercaba, llego el penúltimo día. Lo recordamos como si fuera ahora mismo, estábamos comiendo y Marina preguntó: ¿ Qué día es hoy? A lo que Andrea respondió: Mañana es el último. En ese momento todo cayó y la dura realidad volvió de golpe. Se acercaba el día de la despedida y nuestra última jornada en Sofia, pero como nos gusta más decir “hasta pronto” que “adiós”, decidimos no llorar , ya lo hizo el cielo por nosotros. y con un “big hug” y un “see you soon” quedó pendiente volver a encontrarnos con todos aquellos amigos, en otro tiempo, otro lugar, otra cocina…

Blagodaria.

Andrea, Beatriz, Marina

Estonia_1

Os presentamos la experiencia de un grupo de jóvenes malagueños que participaron en Estonia en un intercambio del programa Juventud en Acción  con el nombre Safe) sex, (No) Drugs & Rock n’ roll (¿), en la que nos cuentan que han aprendido mucho y disfrutado mucho de la experiencia. Aquí nos cuentan su experiencia  Ulises, Omar, Elva, Jorge y Miguel Ángel.

7Este pasado mes de septiembre hemos tenido la oportunidad de poder compartir una experiencia de intercambio para jóvenes a través de los programas de la Unión Europea, el Área de Juventud de Málaga y la Asociación Juvenil Intercambia.

Nos decidimos por el programa (Safe) sex, (No) Drugs & Rock n’ roll (¿) que se realizaba en Tartu (Estonia) porque nos permitía una oportunidad de conocer un tema de interés como es la sensibilización sobre el uso y abuso de drogas y sexo seguro en una ubicación muy distinta a la que estamos acostumbrados, en un entorno cultural diferente y compartiendo la experiencia con gente de distintos puntos de Europa como la República Checa, Lituania, Italia o Rumanía.

Estonia_8Durante este proyecto de 12 días no sólo hemos intercambiado entre todos opiniones y puntos de vista sobre este tema de concienciación social, a través de distintas actividades y talleres en grupo, sino además hemos tenido la oportunidad de disfrutar y sumergirnos en una maravillosa experiencia cultural. Todo ello sin dejar de lado la parte más ociosa del proyecto, claro. ¡Hay tiempo para todo!

Hemos disfrutado además de una completa inmersión lingüística a través de una puesta en común para que todos pudiéramos comunicarnos en un mismo idioma. ¡Una oportunidad increíble para poner a prueba nuestros conocimientos de inglés! También hemos aprendido diferente expresiones en los idiomas de todas las nacionalidades participantes, lo cual derivaba en una ensalada de saludos muy divertida cada mañana.

5En definitiva, hemos aprendido y gozado mucho en esta experiencia de intercambio. Recomendamos a todos los jóvenes que se animen a realizar alguno de los programas de intercambio europeos que pueden ayudarte enormemente en el plano personal y también para tu futuro profesional gracias al YouthPass. ¡No te lo pienses dos veces porque la diversión está asegurada!

1

Estonia, 12-24 Septiembre 2013 

 

Merhaba!TURQUIA, ANKARA

Somos un grupo de cinco antequeranos (cuatro chicas y un chico) que nos apuntamos a vivir esta gran aventura.

El proyecto hacia el que nos estábamos encaminando se llamaba “SITOS (Step Into Others’ Shoes)” y se iba a desarrollar del 21 al 28 de septiembre. El objetivo principal era la “empatía”, “ponerse en el lugar del otro”.

Llegó el 20 de septiembre, día en el que empezaba de verdad esta magnífica experiencia. Después de varios aviones y muchas horas de viaje, por fin el sábado 21 llegamos a Ankara. El principal miedo que experimentamos fue el idioma. Nadie, absolutamente nadie habla inglés; aunque al final conseguimos comunicarnos mediante signos con la gente local.

TURQUIA, ANKARAAl llegar al hotel vimos que nos habían separado en las habitaciones, únicamente dos de nosotros habían caído juntos. Los demás compartimos habitación con turcos, búlgaros y polacos, lo cual fue lo mejor que podían haber hecho porque esto hizo que los lazos con estas personas se hicieran mayores. Decir también que el hotel era perfecto y la comida, a la que algunos temíamos, deliciosa. Pensábamos que íbamos a perder peso y ocurrió lo contrario, todos ganamos peso.

TURQUIA, ANAKARAPrincipalmente, el proyecto se centraba en ponerte en el lugar de una persona discapacitada (visual, auditiva y física). Hemos podido comprobar cómo puede ser la vida de una de estas personas. Ha sido algo realmente duro puesto que hemos experimentado muchos sentimientos ya que piensas que estás así durante un rato pero estas personas conviven con ello día a día. Por tanto, hemos aprendido muchísimo gracias a estas actividades. Algunas han sido ir a comprar sin oír y, por lo tanto, no poder hablar; ir al hospital, universidad,… sin ver; experimentar estar en silla de ruedas, no tener brazos,… Acompañadas a estas actividades, también hemos realizado muchos juegos que hacían que el grupo se uniera cada vez más y más.

TURQUIA, ANKARAAdemás hubieron noches temáticas: noche intercultural donde cada país presentaba la gastronomía y cultura propia, y la noche turca, donde nos acercaron más aún la cultura turca (ambas noches fueron impresionantes).

Podríamos estar contando historias y experiencias sobre esta aventura durante horas, pero lo que sí queremos decir es que todo el mundo debería de participar en uno de estos proyectos porque es algo inolvidable.Al final del proyecto les cogimos muchísimo cariño a todos los participantes. La hora de la despedida fue lo más duro de toda la semana (hubieron muchas lágrimas también). Decir que ninguno queríamos volver y que si nos hubieran dicho de quedarnos otra semana más, hubiéramos firmado sin ninguna duda.

No queremos despedirnos sin antes darle las gracias a todos los que han hecho posible esta maravillosa experiencia.

Güle güle 😀TURQUIA, ANKARA

Turquía, Ankara 20-28 Septiembre, 2013

 

Os acercamos la experiencia de un grupo de  Jóvenes que han participado en una actividad del programa juventud en Acción en Turquía.

Turquía. Aún su nombre nos sigue resultando exótico; un país lejano, lleno de mitos, leyendas, historias y batallas. Allí desembarcamos siete malagueños: Rosa, Estefanía, Paula, Santi, Rosa, Elena y Matías.TURQUIA, BALIKESIR

Todo comenzó el sábado 21 de septiembre: tras un largo vuelo de más de cuatro horas (con deliciosa comida servida en el avión) llegamos a Estambul. Nuestra primera decepción fue que ¡los kebabs turcos no llevan salsa de yogur! Hicimos varios experimentos con ketchup, picante, etc… pero aquello seguía igual de seco. Luego cogimos un autobús nocturno de más de 8 horas hasta Akçay: buen plan para un sábado por la noche. Tras la vigilia del viaje y haber gastado varias liras en usar los baños públicos, o agujeros públicos mejor dicho, llegamos a nuestro destino con un pequeño problema: no sabíamos llegar al motel donde íbamos a alojarnos, ni los organizadores sabían a qué hora llegábamos, ni dónde, ni nada de nada.

TURQUIA, BALIKESIRY fue en esos momentos cuando la mayoría de mis compañeros se acordaron de sus clases de catequesis y recordaron la palabra «ángel», sí, porque fue precisamente al bajarnos del autobús cuando nos encontramos con una chica que sabía español y nos ayudó llamando a los organizadores. Allí apareció Görkem (Wörten para algunos) y nos llevó al motel: nuestro proyecto acababa de comenzar.

Nuestra segunda decepción fue que no venían italianos ni griegos, y que encima ni siquiera había turcos salvo Wörten. Nos sentimos frustrados, engañados, usados como cabeza de turco (nunca mejor dicho). La situación empeoró cuando nos dimos cuenta de lo «sociables» que eran los lituanos. Pensamos que la semana se nos iba a hacer muy larga. Nada más lejos de la realidad.  La semana estuvo llena de altibajos. Empezábamos el día con un desayuno bastante “enérgico”, pero muy rico en variedad. Luego hacíamos nuestros energizers y nuestras actividades matutinas: talleres, juegos, bailes, etc. Tras la comida (arroz con algo más) seguíamos con nuestras actividades como playa, instrumentos musicales, tiempo libre… y tras la cena (arroz con otra cosa diferente a  la comida) teníamos noches culturales, paseos, “fiestas”, etc. Hemos de decir, sin ánimos de exaltar nuestro ego, que eramos el alma de todas las fiestas, y también hemos de admitir, que en las fiestas solo participábamos los españoles y los tres turcos que había. Sin embargo todo fue muy divertido.1377183_10151911264979728_1644560804_n

Una de las mejores noches fue la Noche Turca, en la que nos deleitaron con vídeos, un banquete, costumbres y ¡hasta una boda! La verdad es que nos sentíamos bastante mimados por los turcos, especialmente por uno de los organizadores, Fuat, y las mujeres encargadas del motel. Luego, a medida que pasaban los días, nos íbamos dando cuenta de lo corta que se nos había hecho la semana, lo mucho que nos habíamos reído y lo fantástico que nos resultaba ese país. El domingo 29 por la mañana cogimos nuestro autobús, de 8 horas otra vez, hacia Estambul, donde pasaríamos un par de días. Todos quedamos maravillados por su esplendor: una ciudad fantástica, llena de arte e historia, artesanía, gastronomía y no importa el idioma que hables, los vendedores de Estambul también lo hablarán. Nuestros dos días en Estambul fueron la guinda del pastel, un pastel que los siete disfrutamos con mucha alegría, y del que nunca nos vamos a olvidar.

TURQUIA, BALIKESIR

Turquía, Akcay 22 – 29 de Septiembre, 2013

Os acercamos la experiencia de un grupo de  Jóvenes que han participado en una actividad del programa juventud en Acción en Macedonía. 

MACEDONIAEl principio de nuestro de viaje por Struga con Javier, Guillem, Anita y María fue así:

Sin tener apenas ningún tipo de conocimientos de estos intercambios nos aventuramos los cuatro españoles hacia Struga (Macedonia).

Fué un viaje complicado con muchas horas de escala y muchísimas horas en bus; cruzamos la frontera de Serbia hacia Macedonia un poco intranquilos por los malos prejuicios pero sin problemas, sin miedos y con risas y alegría.

MACEDONIACada uno de nosotros; cuatro españoles pero a la vez tan distintos, compartimos todo tipos de vivencias con el resto de los países participantes como fueron : Alemania, Bosnia, Serbia, Rumania, Albania, Italia y Macedonia.

MACEDONIAGracias a este proyecto pudimos comprender, como todos teníamos un punto en común como eran las minorías pero como cada país lo sentía de una manera distinta.

MACEDONIA

Pero todo no ha sido esto también hemos reído, llorado, bailado, conocido al resto de culturas su  gastronomía y su manera de ver la vida.

Para nosotros ha sido un placer compartir esta experiencia tan enriquecedora  y gratificante y por ello recomendamos a los futuros integrantes de estos proyectos que disfruten tanto o más de lo que nosotros hemos disfrutado.Por todas estas razones y tantas otras solo podemos deciros que no dejéis pasar la oportunidad que hemos tenido nosotros de descubrir y pensar diferente.

Buen viaje…..

MACEDONIA

Struga, Macedonia 14-23 Septiembre 2013

ITALIA. BRINDISIOs acercamos la experiencia de un grupo de Jóvenes malagueños que acaban de volver de un intercambio juvenil en Italia sobre la danza gracias al programa Juventud en Acción.

Ha sido un intercambio donde nos ha pasado un poco de todo… hemos tenido risas, llantos, momentos tensos y otros muy locos.  El primer día llegamos sobre las siete de la tarde,  nos acomodamos en el hotel, fuimos a cenar (PASTA) y luego nos fuimos a una fiesta artesanal que había en el pueblo con comidas típicas, mercadillos, etc.

ITALIA, BRINDISIHabía un escenario y de vez en cuando alguien salía a cantar, hasta que de pronto se suben un par de chic@s del pueblo con la canción de “EL LIMBO” a bailar… nos faltó tiempo de soltar los bolsos y subirnos a bailar con ellos al escenario, ya la primera noche estábamos liándola. Al día siguiente hicimos algunos juegos de presentación de los participantes hasta las una de la tarde. De una a cuatro teníamos la comida y tiempo libre, que aprovechábamos para visitar Brindisi. Hicimos talleres de danzas orientales y el baile típico de Brindisi, la pizzica. Hicimos una visita oficial al alcalde del pueblo, le entregamos unos detallitos de Málaga y él a nosotros un recuerdo de Brindisi. Nos fuimos una noche a un karaoke donde nos encontramos con l@s chic@s de la primera noche, lo pasamos muy bien cantando y bailando,  en un ratillo pusimos a todo el mundo a bailar el asereje.ITALIA, BRINDISI

Otro día nos llevaron a visitar Lecce, una ciudad conocida por la cantidad de monumentos con arte barroco, pasamos un día muy bueno allí.

Hemos tenido algún que otro inconveniente con el restaurante y el hostal donde nos alojábamos y comíamos, pero bueno pudimos solucionarlo hablando con la responsable de Italia y todo mejoró.

ITALIA. BRINDISIMontamos un flashmob, la canción era “la muchacha turca”, la elegimos  porque para los participantes de Turquía sería algo más fácil porque es conocida para ellos y además le podíamos dar un toque flamenco al baile. Fue un poco complicado con los chicos turcos porque no estaban muy puestos en el baile, pero lo conseguimos. Lo hicimos en la calle principal de Brindisi,  muchísima gente se quedo parada viéndonos. Estuvo muy guay!

Nos hemos pegado unas juergas en el hostal… Uno de los días que dijimos de quedarnos por la noche tranquilos (ya que no había ni una sola discoteca) de repente empezó a llegar amigos de los amigos de otros participantes y nos reuníamos treinta personas, allí cantando y bailando flamenco, y todo lo que se nos ocurría.ITALIA. BRINDISI

Hicimos una visita en barco por la costa de Brindisi, muy chula.

En definitiva ha sido un intercambio tranquilo, para el grupo español lo mejor de esta experiencia ha sido las personas que hemos conocido, los momentos de risa, y pasar 2 días en Roma.

¡Nos encantaría repetir de nuevo una experiencia así!

ITALIA. BRINDISI 

Brindisi, Italia 29 de Septiembre – 5 de Octubre

2013-09-26 09.35.11Aventura de dos Malagueñas en Turquía.

Tras varias semanas de incertidumbre y nervios llegó el gran día… Nos vamos para Turquía!! Desde el primer momento estuvimos superemocionadas por vivir esta gran experiencia, y desde luego no nos decepcionó!!

Nuestro primer contacto con este nuevo y desconocido  país para nosotras fue Estambul, donde estuvimos un par de días absolutamente deslumbradas por la belleza, rareza y variedad de sus monumentos, calles y comercios. Esta ciudad nos pareció sencillamente maravillosa.

Llegó el gran día del encuentro con nuestros compañeros de formación en Yalova, que se sitúa frente a Estambul, justo al otro lado del Mar Mármara. En cuanto nos subimos al Ferry nos dimos cuenta de que habíamos dejado a tras la Turquía turística para insertarnos en la Turquía profunda, donde la cultura se iba a dejar notar en todo su esplendor. Ya no había turistas, ya no era fácil comunicarse en inglés, ahora nos sentíamos realmente unas extrañas y comenzamos a tener algo de miedo de no saber llegar al lugar del encuentro. 

TURQUIAPero al llegar a nuestro destino final, Armutlu, y bajarnos del barco nos encontramos con algunos de los participantes y el organizador del encuentro. En ese pequeño puerto nos esperaba un minibus que nos llevaría durante una media hora a través de una pequeña carretera entre bosque a nuestro hotel/balneario. 

Lo cierto es que al llegar todo en el hotel nos pareció bastante “abandonado”, se encontraba aislado en mitad de un bosque y  por si fuera poco nos chocó bastante que fueran tan religiosos: incluso las piscinas estaban separadas para hombres y mujeres!!

TURQUIAA lo largo de esa noche fueron llegando el resto de participantes y comenzamos a conocernos: Turquía, Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia, Italia, Polonia, Bulgaria y España.

Aunque todo es mejorable y tal vez podríamos haber hecho otras muchas más cosas durante la formación, no cambiamos esta experiencia por nada. Convivir con nuestros compañeros durante una semana ha sido mucho más enriquecedor que ninguna de las formaciones que pudiéramos recibir. Nos dio mucha penita despedirnos de todos ellos pero al mismo tiempo sentimos una gran alegría por haberlos conocido y saber que ahora son nuestros amigos y que, tarde o temprano, nos volveremos a encontrar.

TURQUIAA la mañana siguiente comenzó el curso de formación “Cuerpo sano, mente sana”.  

Mediante actividades deportivas, juegos, trabajos en grupo, grupos de discusión, baños en la playa y piscina, subidas a la montaña, etc.  pasamos la semana más que entretenidos disfrutando de la experiencia de estar juntos y conocernos.

Una experiencia como esta te hace crecer en muchos sentidos, te ayuda a abrir tu mente a otras culturas, a conocer a otras personas…

Al volver a España hay una cosa que tenemos clara: ¡Queremos repetir experiencia!

TURQUIA

Yalova, Turquía 27 de Septiembre – 4 de Octubre

GEORGIA“We Can do It” se trata de un proyecto europeo que pretende la integración de las personas con y sin discapacidad. Este año se ha celebrado en Goergia, y cinco malagueños hemos tenido la gran suerte de participar en él. Algunos nunca habíamos participado en intercambios europeos, pero solo con el título y la descripción del proyecto teníamos la certeza de que se trataría de algo especial.

La aventura que comenzase el 26 de septiembre, el lunes vio su final. Han sido diez días muy intensos para el team español. Borja, Fernando, Juan Jesús,María y Paula. Hemos formado una pequeña gran familia, sabíamos que nuestras circunstancias eran diferentes y debíamos apoyarnos unos a otros en cada paso.

GEORGIALa primera gran zancada la dimos en la odisea de llegar hasta Georgia, un país desconocido para muchos, y que nosotros a partir de ahora llevaremos en el corazón. En Tbilisi nos recibieron con los brazos abiertos los participantes georgianos, al ritmo de canciones típicas y acordes de bandurria. Una vez acomodados en el bus partimos rumbo Kobuleti, pueblo que iba a ser nuestro hogar durante 10 días. Nos repartieron en habitaciones, excepto a Borja y Fernando que compartirían habitación, con gente desconocida, lo cual nos pareció una incongruencia. Tardamos muy poco en darnos cuenta de que se trataba de una genial idea, es un modo de integración y una prueba más por superar. Compartir habitación con personas desconocidas, que en tan solo horas te llamarían “mi hermana”.GEORGIA

En estos días hemos hecho infinidad de actividades. Nada como empezar las mañanas con animaciones de idiomas, en estos cada país enseñaba frases en su lengua. Un modo de comenzar la jornada aprendiendo cosas nuevas. A lo largo del día se llevaban a cabo diferentes talleres: origami, fotografía, manualidades, canto o baile. Como era de esperar el equipo español eligió dancing, ¡qué nos gusta un cotarro!. También hemos disfrutado en las diferentes excursiones a Batumi, el jardín botánico y Sataplia, una Reserva Natural muy cerca de Kutaisi, que posee unas cuevas impresionantes. 

GEORGIACon respecto a las noches, habría que destacar la noche intercultural. Cada país se atavío con sus mejores galas, puso sobre la mesa deliciosos manjares, y como no, sus bebidas más famosas. A comida ganamos los españoles, pero a bebida los polacos tumbaron al team español. Chupitos de todas las clases, que catamos como valientes. Creemos que lo hicieron para que luego les bailásemos sevillanas, la macarena y asereje. Hemos de decir que se salieron con la suya.

Este artículo podría ser eterno si explicamos cada una de las actividades, momentos o sensaciones experimentadas. Solo queremos agradecer de corazón a Intercambia, al Ayuntamiento de Mijas, y a todas las asociaciones europeas que trabajan para que We can do it se lleve a cabo. Ha sido una experiencia más que enriquecedora, repleta de momentos emotivos, donde hemos conocido a más de 50 personas, de 9 países diferentes, y en la que hemos alcanzado la cúspide del proyecto: hemos hecho un solo grupo discapacitados y no discapacitados. Por todo esto queremos gritar los cuatro vientos: PODEMOS HACERLO! WE CAN DO IT! 

GEORGIA

Ureki, Georgia 27 de Septiembre – 6 de Octubre

 

img_2414124

Os presentamos la experiencia de un grupo de Jóvenes de Mijas  (Paula, Juan, Verónica, Cristina y Fernando) que han participado en un INTERCAMBIO del programa Juventud en Acción en GRECIA.

Después de un día de viaje, una visita exprés a Polonia (buscando duendes por Wroclaw) y horas de retraso en los aeropuertos, por fin pisamos suelo griego, pero aún quedaba mucho camino… Tras una noche de fiesta y  largas horas de bus, llegamos a nuestro destino Sitia. Allí comenzó nuestro proyecto «WatherPaths», un proyecto que nos hacía ver la importancia del agua para las personas.

Fue un no parar, y nada más llegar ya nos tenían juegos preparados para que nos fuéramos conociendo entre nosotros y empezáramos a estrechar lazos. Tuvimos una tarde de juegos y playa, twenty minutes para la ducha y cena tradicional, donde comimos gyros (pita con carne, patatas fritas y muchas más cosas dentro) y tuvimos nuestro primer contacto con el Raki (la bebida espiritual típica). Después de 2 noches durmiendo en aviones y buses por fin nos toca dormir en cama! 

sitia

En el segundo día nos esperaban más actividades, y fue  donde descubrirnos por nosotros mismos la importancia del agua, porque nos damos cuenta sólo cuando no la tenemos. Después del senderismo por la montaña durante varias horas, nadar en la cascada y volver  andando sin una gota de agua, ver el agua en el coche al volver fue todo un tesoro.

Ahí no acabó la cosa, nada más llegar nos tenían preparado un descanso de rapel cerca de la playa. Después para coronar el día fuimos a una cena donde comimos todo tipos de carnes a la brasa y unos pusieron unas tapas con las comidas más típicas para que lo fuéramos probando y como no iba a faltar el Raki.

 Tercer día, ya llenos de energía nos hicieron un recorrido por los sitios más importantes de la ciudad, vimos un castillo, unas termas y un museo, nos llenamos de cultura griega. Pero aun quedaba día por delante, así que nos montamos en los coches, y nos dirigimos a una cueva en las montañas, un largo viaje donde casi le cuesta la vida uno de los coches. No eran una cueva turística con sus escaleras, barandillas, luces… sino que nos pusimos nuestros cascos con linternas y a la aventura!

Después de una visita rápida a la playa, donde nos bañamos y jugamos, fuimos a un pueblo en la montaña donde, entre todos, hicimos una barbacoa (con más raki). Aprendimos a bailar bailes griegos y cada vez se iba viendo más la unión entre nosotros; Ya éramos una gran familia!

IMG_0985

 Cuarto día, después de tanta actividad tocaba ya un poco de relax… Fuimos a visitar un monasterio y después fuimos a una playa con un gran palmeral  (típica playa de postal griega), nos quedamos impresionados con las vistas, agua cristalina y arena blanca, estábamos en el paraíso. Aprovechamos y nos zambullimos todos en el agua.

 Tras un gran día en la playa, fuimos a una fiesta de un pueblo llamado Palekastro, donde nos dieron unos platos con más comida típica, y  no podía faltar el Raki en cada vaso. Cuando ya llevamos unos brindis de más todos salimos a bailar los bailes griegos que habíamos aprendidos con la gente del pueblo y nos lo pasamos como peques. 

 El último día, como todo esto llegaba a su fin, decidimos pasar el día juntos preparando unos presentaciones para ese misma noche, donde reflejar cada día de este intenso proyecto, por la tarde nos dedicamos a preparar la presentación de España (que la verdad que fue todo un éxito). Preparamos nuestra sangría, y pusimos unas tapitas de lomo y como no, jamón serrano. Ya nos teníamos que despedir y alguna que otra lágrima se nos escapó. 

Pero nos llevamos unas amistades increíbles, una experiencia inolvidable y una sensación de que lo que nos había pasado era demasiado bueno como para merecérnoslo.

Kreta, Grecia 23 de Septiembre – 29 Septiembre

  

1375770_10202336309353987_1585385023_nTodo empezó el lunes 7 de octubre, todos teníamos que estar a las 5:00h en el aeropuerto. Benny, Daniel, Darío, Juan, Mailen y Marta éramos los que componían el grupo de mijeños que formarían parte de esta experiencia durante los siguientes días en Prahova, Rumanía. Estábamos nerviosos, llevábamos semanas esperando a que llegase ese día para poder comenzar nuestro proyecto con ilusión y con muchas fuerzas.

 Salimos de Málaga a las 6:50 y llegamos a París a las 9:25. Todo acababa de empezar y lo peor es que nos quedaban 10 horas de escala en París. Después de recorrernos el aeropuerto de París de arriba a abajo, mientras otros jugaban a la play 3 (Daniel), veíamos como la hora se acercaba cada vez más y pronto cogeríamos el siguiente vuelo rumbo hacia Rumanía. Y a las 23:30 llegamos a nuestro destino. En el aeropuerto nos recogió Mónica, integrante del grupo de Rumanía, que nos dio mucha alegría cuando la escuchamos hablar español. Llegamos al hostal sobre la 1 de la madrugada, éramos el último grupo en llega. Ese día ya habíamos hecho todo lo que teníamos que hacer, ahora tocaba descansar.

Al siguiente día teníamos un día muy largo por delante. Para empezar, hicimos varios juegos para conocernos todos los grupos integrantes, ahí nos dimos cuenta que éramos el único grupo que no sabía hablar bien inglés, lo que nos dificultaba la comunicación con el resto de compañeros (así que tuvimos que practicar mucho “body language”). Nos explicaron como iba a desarrollarse la semana de proyecto. Por la noche, tuvimos la primera fiesta, la fiesta de las máscaras, en la que todos debíamos llevar las máscaras preparadas desde casa con materiales reciclados. Lo pasamos muy bien esa noche y demostramos COMO SE BAILA SALSATON !!!!! 😛

El tercer día llegó lo que todos estábamos esperando, la primera visita cultural. Fuimos a un convento situado en el bosque, para el cuál tuvimos que atravesar el bosque más o menos una hora andando. El paisaje era precioso, todo árboles de una gran altura, muy diferente al que estamos acostumbrado aquí en Málaga. Cuando llegamos al convento nos sorprendimos al saber que todo el mundo que fuese a visitarlo era invitado a almorzar. Así que tras terminar de almorzar nos esperaba otra vez el camino de regreso al autobús que nos llevaría de vuelta al hostal. Llegamos muy cansados pero nos esperaba otra tarde llena de actividades.

Por la noche se celebró la noche intercultural de Eslovenia, donde presentaron sus comidas y costumbres.1403327_10201355036412803_1476610228_o

El siguiente día  fue un día muy intenso, estuvimos desde muy temprano haciendo “ORIGAMI”( papiroflexia). Por la tarde nos llevaron a un colegio del pueblo donde los niños hacían origami y aunque todos creíamos que nosotros seriamos los profesores… finalmente nos quedamos sorprendidos cuando supimos que ellos (niños de 10 años) sería nuestros profesores. Para acabar el día fuimos a visitar un orfanato, allí estuvimos jugando y haciéndonos fotos con todos los niños. Con una experiencia como esta te das cuenta que hay que darle más valor a todo lo que tenemos.

El quinto día fue uno de los mejores días que pasamos en Rumanía. A las 8 de la mañana íbamos de camino hacia Aventura Park, Brasov. Es un parque donde se realizan actividades lúdico-deportivas, hay diferentes pruebas y dificultades, y creo que lo que mas nos gusto a todos fueron las tirolinas. Después de estar unas cuantas horas en el parque, fuimos a comer a un restaurante y más tarde fuímos a visitar el centro de Brasov. Es una ciudad increíble y preciosa, lástima que tuvimos poco tiempo para verla. Sobre las 7:30 íbamos de camino de nuevo hacia la residencia, y esa noche nos esperaba la noche del karaoke, que al final se acabó convirtiendo en la noche del “just dance” porque acabamos todos bailando.

El sexto día fue un día muy largo donde, desde por la mañana, estuvimos preparándonos para mostrar en público, lo que realizábamos en el proyecto. Invitamos a los niños del orfanato para que vinieran y asistieran al encuentro. Mostramos al público cómo hacer una papelera con botellas de plástico y neumáticos usados, estábamos enseñando a reciclar. Finalmente acabamos jugando con los niños del orfanato. Por la noche, nos esperaba la noche intercultural del país anfitrión, Rumanía. Una de las cosas más buenas que probamos fue el PALINKA.

El séptimo día nos esperaba otra visita cultural. Fuimos a una mina de sal que se encontraba a unos 209 metros bajo tierra. Para acceder a ella era necesario coger un ascensor. La mina era muy grande, dentro había un bar y sitio para que los niños chicos pudieran jugar. Este día fue muy completo ya que por la mañana hicimos visita cultural y por la tarde actividades, nos hubiera gustado que la mayoría de los días hubiera tenido este tipo de planificación. Lo mejor del séptimo día fue la noche. Esa noche……. fue única. Fue una noche llena de bromas y sobre todo de risas. Algunos acabaron hablando hasta turco… y eso que no era un país participante.

El octavo día. Durante la mañana estuvimos haciendo de nuevo origami y por la tarde también. Esa tarde nos pudimos escapar de algunas actividades, ya que esa noche era nuestra noche intercultural, junto a los lituanos. Preparamos tortillas de patatas, pan con tomate y aceite, jamón serrano, queso… fue una noche exitosa. Fuimos el único país en el que no sobró nada de comida, en 5 minutos ya se había acabado todo. Como todo sabemos… como la comida española no hay nada!!

1393564_673935899318558_623341296_n

Y llegamos al último día, por la mañana estuvimos haciendo algunas actividades y vinieron niños del colegio para recibir “educación no formal”. Ese día paso muy rápido, ya que como todos sabéis, mientras más se acerca el día de la salida, más rápido llega. Esa noche fue bastante emotiva, fue la despedida, nos prepararon una sorpresa y nos llenaron la sala donde hacíamos todas las actividades de velas y decorativos con material reciclado. Nos pusieron música lenta y hicimos dos filas paralelas por donde iban pasando cada uno de los participantes y todos los compañeros se iban despidiendo de ellos. Hubo bastantes lágrimas. Aunque al principio nos costó integrarnos a causa del idioma, después acabamos comunicándonos y llevándonos genial con todos.1380297_673933812652100_1313928826_n

Al siguiente día, sólo nos quedaba regresar al aeropuerto, coger el vuelo de nuevo hacia París y finalmente otro hacia España. Aquí acabó nuestro viaje. Una experiencia que se la recomendamos a todo el mundo, eso sí… antes aprended un poco de inglés.

Por último dar las gracias a la asociación de intercambia juventud que ha hecho posible este viaje y a nuestro coordinador alemán Benny ( hombre chico !!!).

 

1262641_10201796584209256_1150139311_o (2)

Marta Álvarez & Darío Rios

Valenii De Munte, Rumanía, 7- 16 Octubre 2013

Si quieres saber más sobre los intercambios juveniles, escríbenos a la dirección: info@intercambia.org

 

De Málaga a Rodas… (pasando por Londres)

Γεια σας

Somos 5 jóvenes de Málaga (Rosa, Irene, Catherine, Zaida y Javi) y hemos participado en un curso de formación en la preciosa isla de Rodas, a orillas del mar Egeo, sobre medio ambiente y cooperación entre países del Mediterráneo y del Báltico. Una semana maravillosa que difícilmente podamos olvidar.

Antes de llegar a Grecia los preparativos fueron algo caóticos; ninguno de nosotros era consciente de la magnitud del proyecto hasta que llegamos allí.

RODASEl viaje de ida se hizo muy ameno, todo el tiempo cantando y contando batallitas. Además teníamos a nuestro amigo “Antequeris”, un paquete de piquitos de pan que compramos para la noche intercultural y que no le cabía a nadie en la maleta, por lo que estuvo todo el camino viajando de mano en mano y rodando por los suelos de todos los aeropuertos como si de un compi más se tratase.

Cuando llegamos a Rodas el tiempo era fabuloso, y, aunque no nos enteramos muy bien de quienes eran nuestros compañeros del proyecto ni de que veníamos a hacer, fue fácil adaptarse desde el primer momento, pues nos llevaron de bares y nos invitaron a toda clase de cosas, como por ejemplo, mastiha y ouzo. La hospitalidad griega es increíble; esa noche incluso bailamos el sirtaki, un baile muy típico en Grecia y popularizado por la película “Zorba el griego”.

Al despertar a la mañana siguiente estábamos felices y llenos de energía para comenzar el curso. Empezamos haciendo unos juegos de presentaciones. Desde el primer momento nos sorprendió la edad de los participantes (teniendo en cuenta que pensábamos que íbamos a un proyecto juvenil) y su buen nivel de inglés. Sin embargo, algunos de los integrantes del “Spanish Team” ni siquiera se atrevían a empezar a hablar inglés y, con mucho garbo y salero soltaban frases en español sin darse ni cuenta que era castellano lo que hablaban.

RODASA medida que pasaba la mañana nos íbamos dando cuenta que la mayoría de las personas que había allí era gente muy experimentada. También nos dimos cuenta de que el curso no trataba tanto de aprender si no de compartir ideas, y, nosotros, por desgracia, no teníamos el nivel suficiente en torno al tema como para aportar mucho a los demás equipos. Sin embargo, hacíamos lo que podíamos por mostrar todo lo mejor de nosotros y aportar lo que sabíamos al grupo.

Todas las noches eran una fiesta y el sueño hacía mella poco a poco en nuestro cuerpo. Todas las noches nos prometíamos que no saldríamos esta vez, pero esa decisión es imposible con los griegos, ellos siempre tenían un buen plan para nosotros y ya estábamos avisados que no dejarse agasajar para ellos es una ofensa. Por lo que nos resignamos a disfrutar de una juerga detrás de otra. 

Por la mañana a las ocho y media estábamos de nuevo en pie como los campeones que somos (unos más que otros) para ir a lo que nosotros 

Algunos días también hicimos pequeñas excursiones, algunas más interesantes y otras menos. En una ocasión fuimos a un hotel que disponía de la acreditación “green key”, lo que indica que cumple una serie de requisitos de respeto con el medio ambiente; el mayor atractivo de este hotel fue un gato al que apodamos Garfield, pues era igual que el protagonista de la serie. También fuimos al mini-acuario de Rodas, pero ver especies marinas encerradas en peceras para exponer al público no era muy de nuestro agrado, o nuestra excursión ideal, por decirlo de alguna forma.llamábamos “la cueva”, que era la sala de conferencias del hotel, apodada así por estar completamente desprovista de ventanas. Día a día éramos partícipes de charlas, debates y realizábamos aportaciones, siempre con el tema del medio ambiente de fondo y cómo colaborar entre todos para cuidar a éste.

RODAS DIGITAL CAMERAEntre tanto, llegó la noche intercultural. Una bonita experiencia en la que todos los participantes intentamos ofrecer un poco de nuestro país mediante vídeos, canciones, bailes y comida típica.

Nuestra aportación fue con un poco de sangría, que duró un suspiro, y con distintos tipos de embutidos, queso y jamón serrano, por supuesto. En un primer momento pensamos en realizar una tortilla de patatas o un gazpacho, pero no pudimos contar con los medios y el tiempo suficiente.

También probamos el vodka de Estonia, delicias turcas, queso típico lituano, un vino típico ceremonial chipriota, etc. Pero lo importante es que fue una noche de compartir y acercar “lo nuestro” a otros rincones del mundo, y que disfrutamos mucho como todos los días, tardes y noches que hemos pasado en esta isla.

En definitiva ha sido una experiencia increíble en la que hemos fraguado una amistad con países como Turquía, Grecia, Chipre, Italia, Lituania, Estonia y una hermandad entre nosotros, a pesar de ser casi todos desconocidos.

La sensación que teníamos todos durante el viaje de vuelta era de tristeza por tener que abandonar tan pronto un sitio que nos lo ha dado todo sin pedir nada a cambio. Y eso incluye las playas cristalinas, dónde tuvimos la oportunidad de darnos un baño, la hospitalidad de la gente en todas partes, los gatos y aventuras por el casco antiguo, la preciosa arquitectura, el maravilloso intercambio cultural y lingüístico (incluso decíamos a veces que estábamos un poco “lost in translation” entre tantos idiomas diferentes) y la sensación de absoluta felicidad.

RODAS

 

la Isla de Rodas, Grecia 24-30 de Octubre 2013

 

CURSO DE FORMACIÓN EN ALEMANIA (NOV 2013)

1466182_10152000987864909_1590253772_n

El pasado dieciséis de noviembre cinco jóvenes partimos desde Málaga hacia una experiencia que no olvidaríamos fácilmente. Nos fuimos de “training course” al norte de Alemania. Para la mayoría de nosotros era nuestra primera experiencia en un curso de este tipo pues todos habíamos participado en intercambios en otros países pero un “training course” era ya otro nivel.

El camino hasta Bremen, lugar en el que la organización había quedado en recogernos, se nos hizo bastante largo; avión hasta Hamburgo, tren a Bremen y unos cuantos tranvías y autobuses de esos alemanes con bicicletas y perros dentro, en ocasiones más educados que algunas personas. Finalmente, unos chicos arrastrados por maletas, exhaustos y con las manos frías llegaron al punto de encuentro en mitad de una noche cerrada y de muchos alemanes con cervezas dispuestos a dar buena cuenta del sábado; poco después, y tras un pintoresco y apretado viaje en coche llegamos a nuestro destino, una casa en mitad de un bosque precioso, rodeado de prados cubiertos de hojas secas, caballos y unos ponis que fueron la comidilla del grupo durante todo el curso.

1477952_10202348538576089_959327341_nYa en la mañana del domingo toda la odisea del viaje y el cansancio se habían olvidado y las ganas de conocer a los que serían nuestros compañeros durante las veinticuatro horas de la próxima semana estaban en índices altísimos. A pesar de ser los últimos en llegar, los españoles nos hicimos rápidamente con el grupo y empezamos a provocar risas y preguntas varias acerca de nuestros momentos de “spanglish” y  de cómo se dice esto o lo otro en español, principalmente por parte de nuestros amigos croatas, que terminaron el proyecto queriendo venir a España para practicar todo lo que con nosotros habían aprendido.

 Y empezó la formación, tras un desayuno de buenos ratos y presentaciones, grupos de jóvenes representando a seis países diferentes (Alemania, Croacia, Polonia, Suecia, Turquía y España) con inquietudes dispares pero con un objetivo común, aprender más sobre Europa y la organización de proyectos y actividades juveniles en su entorno, se unían en una cálida sala rodeada de bosque, calma y naturaleza, sin nada que interrumpiera la creación y la participación conjunta. En aquel idílico entorno para trabajar y sin una herramienta de la que somos ya totalmente dependientes, nuestro adorado Internet, pasamos una semana debatiendo, compartiendo, exponiendo ideas, escuchando, aprendiendo técnicas para hablar en público, conociendo los nuevos cambios que afectarán a los proyectos juveniles en el próximo año y sobre todo trabajando, paseando, comiendo, durmiendo, viviendo cada instante, juntos, unidos y mezclados, sin ningún tipo de problema ni distinción entre culturas, grupos u opiniones.

1467184_679502985403698_483633314_n

Así, entre “workshop” y “energizer” llegamos al ecuador del curso, aquí teníamos previsto un viaje a Bremen, en el que además de volver al mundo real con coches, gente y ruido, pudimos conocer la historia de los músicos de Bremen y muchas curiosidades de aquella majestuosa ciudad gracias a una actividad con pistas y diferentes pruebas que nos prepararon los organizadores y que nos permitió entrar en calor corriendo de una parte de la cuidad a otra, conocer cada rincón e interactuar con los lugareños y foráneos, lo que resultó realmente divertido.

Podría extenderme infinitamente relatando nuestras aventuras y alguna desventura también, los que lo vivieron saben de qué hablo si digo que intentar dar la vuelta a una tortilla de medio metro de diámetro con la sola ayuda de dos brazos fuertes y dispuestos no es una muy buena idea, pero creo que lo mejor será decir que, en suma, fue una experiencia genial en todos los sentidos, volvimos con ganas de emprender nuestro propio proyecto, con nuestro inglés un poquito más fluido, con aire puro en los pulmones (a pesar de que alguno pescó un buen resfriado con aquellos bruscos cambios de temperatura entre el interior de los edificios y el exterior), instantáneas espectaculares, grandes y nuevos amigos en otros rincones de Europa y la mente abierta, llena de nuevas e ideas y proyectos que ya serán parte de otra historia. Gracias a Intercambia por habernos dado la oportunidad de ser nosotros los elegidos para representar a España en esta experiencia, nunca la olvidaremos.cambio-001 

Kirchseelte, Alemania, 16-23 Noviembre 2013

Si quieres saber más sobre los intercambios juveniles, escríbenos a la dirección: info@intercambia.org

 

  CURSO DE FORMACIÓN EN INGLATERRA (NOV 2013)

1459978_586037318116134_1129833388_nSalimos de Málaga un 17 de Noviembre con muchos nervios por no saber exactamente que nos esperaba en Newcastle, a la llegada empezamos a conocer a nuevas personas con las que compartiríamos el resto del curso.

Todos íbamos con un mismo fin, conocer gente de otras culturas, otras religiones, otras experiencias y pasárnoslo muy bien.

Por las mañanas empezaba nuestro día con un gran desayuno y a las 10:00 todos para el curso, siempre se iniciaban las actividades con un pequeño juego que hacía que nos activáramos y nos conociéramos un poco mas y tras esto diferentes talleres todos ellos muy interesantes como una exposición del papel de la religión en cada uno de los países, intentar resolver situaciones por las que están pasando otras personas en el mundo, pequeños teatros con los que todos nos reímos mucho…

A las 13:00 llegaba el lunch siempre riquísimo! Y hasta las 16:00 teníamos tiempo libre donde podíamos visitar la ciudad de Newcastle y conocer un poco mas al resto de los participantes. 

Cuando a las 16:00 volvíamos a las actividades estas igual de interesantes que las de la mañana ya que nuestro monitor Mohamed y los voluntarios 1460144_586039498115916_658645699_nlo preparaban todo hasta el último detalle y hacia que todo saliese estupendo!

A las 19:00 terminaba la segunda sesión de actividades y siempre había un cartelito donde podíamos elegir que queríamos para cenar, en algunas de las ocasiones la decisión fue difícil porque todo tenía una pinta buenísima.

Tras la cena todos los participantes queríamos hacer mas cosas ir a una fiesta universitaria, al bar del hostel o quedarnos en la cocina bebiendo o comiendo cosas típicas de otros países.1477824_586036568116209_1610748468_n

También hicimos muchas excursiones con las que pudimos conocer mas sobre otras religiones, como un templo hindú, una mezquita o una iglesia, donde en cada ocasión había gente que nos explicaba sus costumbres y sus propias experiencias dentro de sus religiones.

Sin ninguna duda ha sido una experiencia inolvidable y esto ha sido posible gracias a la buena organización del curso y a la amabilidad y simpatía de todos los participantes.

1474397_10202288620553846_1436891199_n

 

Newcastle, Inglaterra, 17-24 Noviembre 2013

Si quieres saber más sobre los intercambios juveniles, escríbenos a la dirección: info@intercambia.org

 

 

CURSO DE FORMACIÓN EN RUSIA

zaida 01En Rusia hace mucho frío y nieva mucho en invierno. Ese es uno de los tópicos verdaderos que he experimentado en los ocho días que he pasado en Rusia, pero además de ese gran tópico algo difícil de soportar para alguien que no está acostumbrado a que las temperaturas se desplomen bajo cero, me traigo otras muchas conclusiones y anécdotas más agradables ¡e incluso más cálidas! 

Todo comenzó hace muy poco. Vi un aviso de última hora para participantes españoles en un “training course” que me pareció muy interesante, me aceptaron, gestioné el visado, compré el billete de avión y una semana más tarde estaba aterrizando en Moscú. Allí me encontré con Anna, la otra chica que iba desde España, mi compi de viaje y “training” durante este periplo. Juntas conseguimos llegar a la estación de tren, tarea nada fácil cuando la gente solo te habla en ruso. Allí cogimos por fin un cálido tren y seguimos la ruta del mítico transiberiano hasta llegar a Rostov El Grande, una de las ciudades más antiguas de Rusia y con una bonita arquitectura tradicional.

Por el camino ya nos encontramos con algunos de los participantes, la mayoría ruso parlantes que nos ayudaron a llegar sanos y salvos al hotel. Una vez allí conocimos al resto de participantes y a las organizadoras del curso durante la cena de bienvenida. Y a la mañana siguiente comenzaba el curso “LEAD ME TO PEACE”, cuyo objetivo era crear una red de jóvenes embajadores que promuevan la paz y la no-discriminación a través de proyectos internacionales de voluntariado. Durante seis días trabajamos sobre aprendizaje y educación no formal, participación juvenil, derechos humanos, violación de derechos humanos en diferentes contextos y propuestas de proyectos para llevar a cabo con la colaboración de los participantes. Los temas tratados nos incitaban a debatir durante horas, pero el tiempo no era ilimitado, así que no siempre conseguimos llegar al fondo del asunto y muchas cosas se nos quedaron en el tintero.

Sin embargo, creo que ha sido suficiente como para despertar nuestra curiosidad y concienciarnos sobre ciertos aspectos, como nuestra relación diaria con los derechos humanos universales y la valoración personal hacia cada uno de ellos, o la problemática específica respecto a derechos humanos en los diferentes países participantes. De este modo pudimos comprobar cómo las prioridades y problemáticas respecto a derechos humanos coincidían en muchos aspectos en países del Este de Europa, en países mediterráneos o en países de Europa Occidental. Al terminar el curso tenía la sensación de que hay muchos conflictos en los que intervenir y todos podemos aportar nuestro granito de arena en el día a día. Además me traía la estupenda experiencia de convivir con rusas, lituanos, polacos, ucranianos, moldavas, checas, belgas, ingleses e italianos. Al despedirnos fue bonito saber que algunos de nuestros caminos se volverían a encontrar.

zaida 02¡Pero no todo iban a ser cosas serias! En las noches culturales pudimos conocer un poco más de nuestros países de origen y, por supuesto, de la Madre Rusia. Otra inmersión cultural fue la visita a una improvisada banya, típica sauna rusa, donde tienen la costumbre de azotarte con ramas de abedul (yo creo que por el simple hecho de pasar dos horas un lugar cálido ya es algo obligatorio para hacer en diciembre en Rusia). Además tuvimos una excursión organizada por Rostov, con visita al Kremlin y sesión de manualidades tradiciones incluida, que nos permitió conocer la ciudad más allá las fugaces salidas diarias. Aunque fue durante esas pequeñas salidas en las que descubrí uno de los lugares más fascinantes de Rostov: el lago Nero. La gran superficie lisa cubierta de nieve, las casitas de madera a orillas del lago y dos simpáticos perros rusos me hicieron sentir el halo de misterio que desprende Rusia.

Y para rematar la experiencia, Anna y yo decidimos visitar un par de días Moscú antes de volver a España. Volvimos al transiberiano, tres horas y media atravesando bosques nevados, y directas a la Plaza Roja (después de arrastrar maletas por el metro y calles nevadas). En torno a esta histórica plaza visitamos la catedral de San Basilio con sus cúpulas de colores, el enorme Kremlin y algunos otros rincones. Al caer la noche decidimos bajar al metro y recorrer algunas de las estaciones más espectaculares antes de perder algún dedo por congelación por permanecer en la calle… aunque eso casi lo conseguimos comprando matrioskas en un remoto mercado tradicional al aire libre.

Spasiva!

 

INTERCAMBIO JUVENIL EN POLONIA

En nombre del grupo quiero hablar de nuestra experiencia en el viaje. Para todos este viaje ha supuesto un gran cambio en nuestras vidas, como bailarines y como personas. 

Desde que llegamos a Polonia se nos recibió con los brazos abiertos. En Kacze Bagno el primer día tuvimos una fiesta de recibimiento y a lo largo de la semana se desarrollaron los talleres de danza y otras actividades. La convivencia con los bailarines de otros países ha sido más que buena. El idioma no fue un problema ni para los que apenas podíamos hablar bien inglés ya que entre unos y otros podíamos ayudarnos a traducir. Se respiraba un ambiente de tranquilidad, seguridad y buenas energías. 

El servicio de comida y alojamiento también estupendo. Comida saludable y variada. 

En cuanto a los talleres fueron una fuente de inspiración para poder trabajar nuestro propio estilo, comprender el aprovechamiento de la capacidad de movimiento y una experiencia para nosotros mismos ya que tuvimos la oportunidad de impartir el nuestro propio.

En conclusión, podemos decir que el proyecto ha marcado un antes y un después, venimos con las pilas cargadas de energía y ganas de evolucionar después de haber aprendido a compartir, convivir y haber encontrado nuestro camino en muchos aspectos. 

Kacze Bagno, Polonia 17-27/10 – 2013 

IMG-20131218-WA0006 564101_731485670213697_2077360375_n

 

 

INTERCAMBIO JUVENIL EN HOLANDA

SAMSUNG CSC

Os presentamos la experiencia de un grupo de Jóvenes mijeños  (Tamara, Bexy, Ana, María, Teresa y Eva) que han participado en un INTERCAMBIO del programa Juventud en Acción en HOLANDA.

Displaced Youth Exchange – se trata de un proyecto sobre inmigración y fotografía, cuyo objetivo es la integración de mujeres de primera y segunda generación de inmigrantes. El proyecto proporciona herramientas, tanto humanas como tecnológicas, para que de manera colectiva todas las participantes aprendan a transmitir su propia historia.2

El caso particular de cada una de las participantes mijeñas era diferente pero la combinación de todas ellas, fue muy poderosa ya que proporcionó visiones distintas: Tamara es hija de inmigrantes, Bexy es inmigrante, Ana y María Teresa, a diferencia de las otras niñas, soN españolas y descendientes de españoles pero su presencia aportaba otra perspectiva, no el de la persona que emigra pero sí de quién recibe, al fin y al cabo el proyecto trataba de integración.

Para algunas todo comenzó en diciembre, ya que dos chicas tenían que viajar a Ámsterdam un mes antes del proyecto para terminar de planificar el programa junto a la organización anfitriona, de manera que se echó a suerte quien iba la primera vez, Tamara fue la primera en viajar junto a su líder Eva.. Durante esos días ellas pudieron comprobar las instalaciones del hostal, dar su visto bueno a todas las actividades que se estaban preparando y por supuesto, transmitir inquietudes de las compañeras que aguardaban en Mijas.

Cuando Eva y Tamara volvieron a casa, se reunieron con las demás participantes en el área de la juventud para ultimar los detalles del viaje, y explicar con lujos de detalles el programa. Al terminar la reunión casi se podía palpar las ansias de las cuatro mijeñas que empezaban a imaginar lo que se venía, un viaje de ensueño.

El gran día llegó y allí estábamos todas en el aeropuerto listas para embarcar. Llegamos a Ámsterdam y ya nos esperaba en el aeropuerto un miembro de la asociación Voices Of Women media. Un cálido recibimiento nos anunciaba los mimos y la atención que nos iban a proporcionar cada uno de los voluntarios y miembros de la asociación ¡Nos hicieron sentir como en casa!

El primer día conocimos a todas las participantes ( De Rumanía, Grecia y Holanda) fue sorprendente descubrir que casi todas comprendían nuestro idioma, incluso algunas lo hablaban. Algunas de nosotras, con más dificultades con el inglés, tenemos que admitir que no ha sido para nada una pega, ya que siempre se busca la forma de comunicarse con los demás, aunque sea hablando nuestro famoso Spanglish.

Después de los tempranos desayunos, empezábamos la jornada con un Ice breaker (rompehielos) para entrar en calor entre nosotras y perder la timidez… Una gran forma de empezar las mañanas entre risas y buenas vibraciones.

1Comenzaron las primeras lecciones de xenofobia, inmigración y descubrimos que hay una gran diferencia entre entender el significado de la palabra y aprender cómo combatir contra el problema.

Cada día era diferente, con lluvia o sin ella, con el día nublado o soleado habían preparado tantísimas actividades para nosotras que no teníamos hueco para echar de menos, visitas por la ciudad, a museos, charlas, también tiempo libre para ir a comprar regalitos o para ir a sacar fotos.

Los almuerzos eran al más puro estilo Holandés, bocadillos hechos por nosotras, ensaladas y frutas. Por la noche cenábamos en diferentes lugares, lugares llenos de magia donde la cooperación era el pan de cada día. Nos sentíamos libres de ayudar con labores tan simples como lavar los platos que nosotras mismas habíamos utilizado, eran como una segunda casa. Solíamos ir a lugares donde el dinero recaudado se destinaba a refugiados, gente sin hogar, y muchas otras causas sociales. Allí teníamos mucho tiempo para conocernos mejor entre todas las participantes ya que nos mezclábamos y pasábamos muy buenos momentos.

3Una de las cosas más divertidas sin duda fueron nuestros paseos en bicicleta por Ámsterdam, las bicis eran nuestro principal medio de transporte. Hasta que las 20 niñas le cogimos el truquillo fue un estruendo de risas cómplices y asustadizas al vernos circular entre tantísimas bicis por las hermosas calles de Ámsterdam.

Si hay algo de lo que no podemos presumir es de delgadas (se escuchan risas en el grupo español) y confiesan entre ellas “hemos comido a todas hora, y la verdad es que cuesta

acostumbrarnos otra vez al ritmo español” En Amsterdam desayunábamos a las nueve de la mañana, a las once teníamos nuestro primer coffee break (un descanso para tomar un té con galletas), a las doce el almuerzo, a las dos otro coffe break, a las cuatro otro, a las seis y media siete la cena cada día en un lugar diferente. En fin… mientras escribimos este artículos la nostalgia nos entra.. ayyy queridos coffee breaks, como os echamos de menos.

Empezaron las primeras clases de fotografía que fueron muy interesantes, para algunas era la primera vez que sacaban fotos desde un punto de vista más técnico. También hemos tenido clases de edición de vídeos ya que teníamos que aprender a utilizar estas herramientas para contar nuestra propia historia.5

Divididas en grupos mixtos, cada española junto con su nuevo equipo grabó y editó un vídeo sobre diversos temas: Inmigración, discriminación, prejuicios, etc. Todo este material que fuimos construyendo gracias a la ayuda de los voluntarios de VOW, pudimos presentarlo en una exposición de fotos que llevamos a cabo el último día de nuestra estancia en Ámsterdam donde pudimos disfrutar y empaparnos de historias preciosa llenas de emociones a través de imágenes y videos.

Para acabar con nuestro proyecto terminamos la noche en un karaoke, fue genial ver un grupo tan grande de chicas de distintos países bailando y cantando La macarena. La despedida no fue fácil, pero eso es bueno, eso refleja lo bien que la hemos pasado y significa que nos llevamos en el corazón a gente hermosa y una experiencia inolvidable.

Gracias “Voices of women media” y gracias al “Área de Juventud de Mijas” por permitirnos formar parte de este hermoso proyecto.

Desde Málaga partieron cinco desconocidas pero volvieron cinco grandes amigas.

¿Que si recomendamos participar en un proyecto? ¡Por supuesto!

Tamara, Ana, Bexy, Maria Teresa y Eva

4

Ámsterdam, Holanda, 7 -17 de enero 2013

Si quieres saber más sobre los intercambios juveniles, escríbenos a la dirección: info@intercambia.org

COMPARTIR

Deja una respuesta