Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA DE SVE EN FRANCIA

EXPERIENCIA DE SVE EN FRANCIA

Os presentamos la experiencia de Nicolás  que ha participado en un  SVE del programa ERASMUS+ en FRANCIA.

  • Estos nueve meses de voluntariado para mi han sido una experiencia fantástica. Aunque también es verdad que hubo momentos o etapas más difíciles, pero bueno es menos de un año y siempre se están viviendo experiencias buenas y el tiempo pasa volando.

    En mi, yo llegué a Francia sin saber prácticamente nada de francés. Pero antes de llegar a Valance (ciudad donde realizaría el voluntariado), asistí a un seminario (uno de los cinco a los que pude asistir a lo largo del año). Estos seminarios son geniales, te sirven para conocer otros voluntarios que están en una situación similar a la tuya y siempre se sale de ahí lleno de energía y positivismo.

    Después me tocó instalarme en Valance donde realizaría el voluntariado y aunque al principio por ser todo novedoso se pasa bien y rápido, al cabo de unos meses, pase por una etapa en la que me sentía algo descolocado o incómodo. Entre que el idioma no lo manejaba bien, en el trabajo me sentía un estorbo, mi compi de piso era un poco desastroso para el cuidado de la casa y no nos llevábamos muy bien, y en la ciudad donde estaba tampoco conocía mucha gente.

    Pero con el tiempo y con buena actitud, cada uno encuentra su manera de estar bien. Yo finalmente acabé muy agradecido y contento del año pasado en Francia. Finalmente encontré mi sitio en el trabajo, conocí a un montón de gente de distintas culturas y hice algunos buenos amigos (incluso con ese compi de piso con el que no empecé muy bien ahora lo considero un gran amigo), tuve muchas oportunidades de viajar recorrí bien Francia, tuve oportunidad de conocer la zona de los Pirineos catalanes y para finalizar el año me guardé una semana de vacaciones que pase en Sicilia (cada seminario era en una ciudad distinta y ahí conocías otros voluntarios y entre voluntarios ya se sabe “mi casa es tu casa”).

    En conclusión, experiencia muy gratificante para mí y que recomendaría a cualquier otro. El balance de mi año es positivo e incluso esos momentos de bajón por los que pasé, cuando uno acaba el año con buen sabor de boca me doy cuenta de que me sirvieron para conocerme mejor a mí mismo y convertirme en una persona mucho más abierta y a tener más claro qué quiero conseguir y cómo.

  • – Hablar francés
    – Mejorar mi nivel de inglés
    – En el ámbito laboral, como trabajar con adolescentes con necesidades educativas especificas. Principalmente con ellos trabajábamos actividades de refuerzo escolar, actividades culturales o actividades lúdico/deportivas
    – Conocer Francia y la cultura francesa
    – A viajar de manera económica
    – A tocar la guitarra
Next Prev
 |
|
|
Next Prev
  •  

    Y tu… ¿Cuándo?

    Si quieres recibir más información podemos fijar una cita en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga (mapa) a través del correo info@intercambia.org

COMPARTIR
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario