Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN BULGARIA

EXPERIENCIA EN BULGARIA

Os presentamos la experiencia de los jóvenes que han participado en un INTERCAMBIO del programa Erasmus+ en en BULGARIA.

Todo comenzó un 21 de octubre en el aeropuerto de Málaga, donde nos reunimos seis desconocidos Patri, Inma, Carlos, Alberto, Celia y Carmen para comenzar una aventura de la que no teníamos en principio, demasiada información, empezó así nuestros doce días de aventura por tierras búlgaras.

Así pues, llegamos el 21 por la noche a la ciudad de Sofía, y decidimos hacer una pequeña ruta nocturna por el centro de la ciudad, visitamos algunos bares y restaurantes de la zona para hacernos una idea del ambiente de la capital, pero nos fuimos pronto al hostal porque al siguiente día viajábamos al lugar donde se realizaba el voluntariado, Belogradchik.

Para desplazarnos hasta el pueblo tuvimos que coger un autobús, y al parecer, el conductor tenía un poco de prisa, no obstante, el trayecto duró unas 4 horas, luego podemos describir esta travesía como interesante a la par que tediosa.

Una vez llegados al pueblo, no fue difícil encontrar el único hotel de la zona, pues Belogradchik estaba compuesto aproximadamente por 300 casas, un supermecado, y una discoteca, de la que  hablaremos más adelante.

Con respecto a las instalaciones del hotel, hay que confesar que estamos gratamente sorprendidos, pues la habitaciones eran mini apartamentos para cada dos participantes, eran bastantes amplios, cuidados y de buena calidad. Disponíamos de piscina, sauna, spa, jacuzzi, billar, bar privado, zonas de descanso…
Sin embargo, la comida del hotel no era acorde al resto de la calidad del hotel, pues los platos se servían fríos y el personal carecía de amabilidad.

Las actividades del voluntariado han sido en general bastante reconfortantes, pues en su mayoría se centraban en fomentar la cohesión del grupo, mejorar su autoestima, actividades para mejorar la empatía, la cooperación, la estrategia de grupo y la comunicación entre los participantes. Hicimos también, excursiones para visitar el pueblo, la provincia, la cueva de Magura, visitamos la fortaleza de Belogradchik, senderismo, actividades en contacto con la naturaleza.

Los participantes que conformábamos el voluntariado proveníamos de diferentes países de Europa: Hungría, Eslovenia, Turquía, Bulgaria y España.
En general, formábamos un buen equipo, aunque la media de edad era bastante alta, pues había tanto jóvenes de 20 años como adultos de 45.
El ambiente era bastante bueno, sin embargo, hay que resaltar que había personas que no entendieron demasiado bien los objetivos del voluntariado y mostraban una actitud más introvertida y competitiva.
Los españoles, éramos el grupo más unido, pues siempre proponíamos actividades, estábamos reunidos todo el tiempo, pasándolo bien y haciendo bromas, salíamos de paseo, fuimos a la discoteca del pueblo, íbamos de compras…

Como conclusión, ha sido una experiencia agradable, diferente y muy gratificante, esperamos tener la oportunidad de repetir, recomendamos esta aventura a todos jóvenes malagueños.

 

Next Prev
  
  
  
  
Next Prev
Si te interesa conocer más sobre las actividades de Erasmus+ nos puedes escribir a info@intercambia.org
Compartir

    Deja un comentario