Breaking News
Home / EXPERIENCIAS ERASMUS+ / EXPERIENCIA EN FRANCIA

EXPERIENCIA EN FRANCIA

Os presentamos la experiencia de los jóvenes que han participado en un CURSO DE FORMACIÓN del programa Erasmus+ en FRANCIA.

El viaje comenzaba con tres malagueños aventureros (Juan, Fátima y Antonio) con ganas de liderar. Llegamos a Burdeos como el que no quiere la cosa, impacientes por conocer nuestro destino: Cognac. Mientras esperabamos al tren en la estación de Angoulême, nuestro sentido erasmusiano detectó que otros participantes del proyecto se hallaban en el mismo lugar. Ahí comenzó nuestra integración en el grupo multicultural. A medianoche, llegamos a nuestro destino final, la densa bruma cubría todo el pueblo y una lluvia repentina nos obligó a aligerar el paso. La comitiva de bienvenida nos esperaba a las puertas del hotel, nuestra sorpresa fue ¡¡que no hablaban inglés!! (1º multicultural shock). Tras acomodarnos en nuestros aposentos, Bamba, un nativo de la zona, nos deleitó con manjares típicos de allí: un McMenú. Nos disponiamos a hincar el diente, cuando de repente retumbó la puerta, ¿Quién podría ser? Nuestros primos italianos haciéndose pasar por españoles, ¡qué ultraje! (2º multicultural shock). Decidimos irnos a dormir.  Mañana sería otro día.

La semana empezó con energizers para conocernos, y tras unas dinámicas de grupo pudimos ver en los ojos de los participantes sus miedos y expectativas, la sorpresa fue que no eramos tan diferentes como parecíamos, éramos erasmusianos. En la multicultural night pudimos confirmar que en Italia la pasta es muy buena, que en Turquía disponen de los más sabrosos frutos secos, que en Rumanía tienen el agua con más grados de alcohol (palinka), que en Cognac (Francia) tienen el mejor coñac 😉 y que en el mundo, la tortilla española es un éxito.

Tras unas pequeñas dosis de liderazgo e información sobre Erasmus+ nos dieron un merecido descanso de tres tardes libres para visitar el pueblo, el pueblo vecino y hacer piña con el grupo. Porque lo más importante de Erasmus+ son las personas (maravillosas, por cierto).

En lo que Juan se tira un “peo”, ya se había acabado la semana. En la víspera de nuestra partida, nos sorprendieron con una bonita velada en la que se festejó el vigesimocuarto aniversario de la joven líder malagueña. Terminamos la velada con sonrisas y lágrimas, porque todo lo que tiene un comienzo tiene un final. Pero Antonio no lo permitió y regaló abrazos a todo el mundo. Para terminar nuestro viaje hicimos una última parada en Burdeos, dónde pudimos disfrutar con nuestros amigos internacionales.

Sin duda una experiencia única, que no olvidaremos nunca y de la que nos llevamos muchos amigos. Os recomendamos a todos encarecidamente que participeis en este programa y podáis disfrutar igual que hemos hecho nosotros.

 

Un abrazo fuerte,

Juan, Antonio y Fátima.

Next Prev
 

Next Prev
Compartir

    Deja un comentario